la importancia de unos ojos sanos cabecera provisional

Cataratas

Es un problema fisiológico que nos afectará a todos con la edad

El cristalino, la lente natural del ojo va perdiendo transparencia y se produce una pérdida progresiva de visión. Se puede corregir con cirugía, se extrae la catarata y se sustituye por una lente artificial. La intervención es breve y de poco riesgo y la recuperación es rápida.

En ocasiones el desarrollo de la catarata puede pasar desapercibido. Algunos de los síntomas más habituales son: visión borrosa de lejos y a veces doble; deslumbramiento de la luz del sol o de los faros de los coches; mejora de la visión de cerca en detrimento de la visión de lejos.

A partir de los 45-50 años es importante realizarse revisiones anuales para detectar el inicio de una posible catarata.

Pin It on Pinterest

Ir arriba