¿Todos los cristales son iguales?

06, noviembre, 2020 / Campañas, Mirada particular / Sin comentarios

Que las gafas graduadas sean las más adecuadas para una persona no sólo lo determina la montura sino, y sobre todo, el cristal o lente que elija. Existen diferentes tipos de lentes para corregir los diferentes problemas visuales, su elección dependerá de las necesidades tanto visuales como personales de cada uno.

La elección de los cristales influirá no solo en el aspecto sino también en la comodidad, visión y seguridad que te ofrecerán tus gafas graduadas. Un error común que se comete cuando se va a la óptica es no dedicar el tiempo suficiente para considerar las alternativas existentes sobre materiales, diseños y recubrimientos. Déjate asesorar por tu óptico-optometrista de confianza.

Monofocales o multifocales

Las lentes monofocales tienen una única graduación y se usan para corregir la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. Hay de dos tipos, la convencional que se fabrica de acuerdo con los estándares de calidad para ofrecer una visión nítida y cómoda. Y la fabricada con tecnología digital que ofrece una mejor visión periférica y que es recomendable para graduaciones superiores a 3 dioptrías.

Las lentes bifocales prácticamente podemos decir que están en desuso ya que son aquellas que tienen dos puntos de enfoque (uno en la parte superior para lejos y otro, en la inferior, para ver de cerca) y la tendencia actual busca opciones mucho más estéticas como son las progresivas.

Los cristales progresivos son ideales para las personas que tienen vista cansada (presbicia) y que necesitan poder ver de forma nítida y natural a diferentes distancias sin tener que cambiar de gafas constantemente. En la parte superior tienen la zona de enfoque de lejos, en el centro una de intermedia y, en la parte inferior, una zona de enfoque de cerca.

Materiales y tratamientos

Las lentes pueden ser orgánicas o minerales. ¿Qué escoger? Las lentes minerales son muy frágiles, son pesadas y si se caen se rompen fácilmente pero se rayan menos que los cristales orgánicos.

Los orgánicos son los cristales que más se usan. Son más resistentes y pesan mucho menos que los minerales. El inconveniente es que se rayan con más facilidad.

Se puede someter a las lentes a distintos tratamientos de acuerdo con nuestras necesidades individuales. El tratamiento de endurecido tiene como objetivo que los cristales se rayen menos, no hace que sean inmortales pero soportan mejor la batalla. No es un tratamiento que se pueda incorporar a posteriori, es decir, que debe añadirse en el momento de fabricar la lente y no después.

El tratamiento antirreflejante lo recomendamos en varias ocasiones en nuestros artículos ya que favorece una visión de mayor calidad al eliminar los reflejos y hace que desde fuera se vean mejor a través del cristal de las gafas. Es aconsejable para todo tipo de graduaciones.

¿Cómo saber si tus gafas llevan antirreflejante? Se debe comprobar los reflejos que producen los cristales, si son blancos no lleva, si son de otro color como el morado o el verde, la lente sí que lleva antirreflejante.

En Farmaoptics ofrecemos también un nuevo tratamiento mejorado que sirve para proteger a nuestros ojos de la dañina luz azul de los dispositivos electrónicos (tablets, móviles u ordenadores). Descubre todos nuestros modelos en gafas graduadas, seguro que tenemos el que responde a tus necesidades y personalidad.





 

 

 

Pin It on Pinterest

Ir arriba