¿Por qué el mango es bueno para tu salud visual?

04, noviembre, 2020 / Bienestar, Salud Ocular / Sin comentarios

El mango se encuentra dentro del grupo de las frutas semiácidas y solo 200 gramos de su pulpa cubren los requerimientos mínimos diarios de vitamina A y C. También mejora la digestión, la inmunidad, previene el cáncer, ayuda a la protección de los huesos y a la prevención del asma. Aprovecha que aún estamos en temporada (en España se producen de junio a diciembre) y come mango porque además tiene amplios beneficios para tu salud ocular.

La clave: luteína y zeaxantina

La clave de porqué el mango es bueno para nuestra salud visual es que es rico en antioxidantes, en concreto, en luteína y zeaxantina. Cuando comemos mango estos antioxidantes se acumulan en la retina del ojo y, en especial, en su núcleo: la mácula. Recordemos que la retina es la responsable de convertir la luz en señales para que nuestro cerebro pueda interpretar lo que está viendo.

La luteína y la zeaxantina actúan, en el interior de la retina, como un bloqueador solar natural porque absorben el exceso de luz. Además, algunos expertos dicen que parece proteger a los ojos también de la dañina luz azul.

Según la Academia Americana de Oftalmología los alimentos ricos en luteína y zeaxantina como, además del mango, las verduras de hoja verde, espinacas, brócoli, col rizada o de color amarillo o rojo como los tomates, los pimientos o la yema de huevo, reducen el riesgo de enfermedades oculares crónicas como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) o las cataratas.

Los beneficios para la salud del mango son múltiples. Además de los ya mencionados también son fuente de carotenoides, terpenoides y polifenoles, antioxidantes con propiedades atribuidas a la prevención de algunos tipos de cáncer, y en betacarotenos que ayudan a combatir a los radicales libres que causan problemas cardíacos.

Contraindicaciones

Cabe señalar algunas contraindicaciones que señalan los nutricionistas sobre todo en el caso de los diabéticos por su alto contenido en azúcar. En este caso, lo recomendable es tomarlo en pieza y no en zumo, es decir, con su pulpa para que se absorba lentamente y no genere picos de glucemia. También por su alto contenido en potasio, las personas que padecen de insuficiencia renal deberán reducir la cantidad de mango a unos 100 gramos al día en, por ejemplo, ensaladas.

*Fuente: Asociación Americana de Oftalmología

Pin It on Pinterest

Ir arriba