RAZONES Y CONSEJOS PARA CUIDAR TU VISIÓN

16, junio, 2021 / Bienestar, Salud Ocular / Sin comentarios

La visión, como ya os hemos comentado en anteriores artículos, es el órgano más complejo y delicado. La importancia de mantener un buen cuidado de este es fundamental. La mitad de la información que recibimos de nuestro entorno nos llega a través de los ojos. Estos trabajan en coordinación con el cerebro para interpretar el tamaño, la forma, el color y la textura de los objetos que nos rodean. Al igual que la distancia a la que se encuentran o la velocidad a la que estos se mueven.

¿Y ya sabéis porque es tan importante cuidar de la salud ocular?

Cuidar la vista es ganar en salud. Esto se puede conseguir por ejemplo a través de la alimentación. Cuidar lo que se come es clave para tener una buena salud en general y con la vista ocurre igual. Algunos alimentos contienen vitaminas que ayudan a fortalecer y proteger la vista. La vitamina A mejora la visión mientras que la vitamina C la protege. Por ejemplo, el pimiento, el brócoli y el arándano fortalecen la visión. Comer saludablemente contribuirá eficazmente a potenciar el cuidado de este órgano.

Con la edad, el ojo, se convierte en el órgano más importante. Por ello es importante descansar la vista si se expone durante mucho tiempo delante de una pantalla. Conviene no usar una luz muy fuerte ni demasiado floja. Además, es recomendable descansar durante 5 o 10 minutos pasadas más de dos horas. En el caso de usar lentes de contacto es necesario seguir las instrucciones que ofrecen desde la óptica.

Tener una rutina diaria de limpieza ocular evitará posibles infecciones graves. Por otro lado, el uso de gafas evitará la aparición de enfermedades como degeneración muscular o cataratas entre otras. La tendencia general es usar gafas de sol en un día soleado, pero lo cierto es que los rayos solares pueden causar el mismo daño incluso cuando hay nubes. La única opción para proteger los ojos es usar unas gafas de sol adecuadas que actúen como barrera contra los rayos UVA. 

Los consejos que os lanzamos desde Farmaoptics:

Realizar exámenes oculares no sólo es necesario cuando se empieza a notar que la visión está fallando. Estos exámenes sirven también para comprobar el estado de los vasos sanguíneos, los nervios, defectos de la vista y afecciones comunes como el glaucoma (que daña el nervio óptico), la degeneración macular que se relaciona con la edad, o las cataratas (visión nublada).

La piel no es el único órgano que requiere un extra de hidratación. Mantener los ojos hidratados también nos ayudará a cuidar la vista. Para ello, es recomendable parpadear a menudo, especialmente si se trabajan muchas horas frente al ordenador. Otras cosas que ayudan a hidratar los ojos es beber suficiente agua todos los días, ventilar las estancias, colocar humidificadores si la estancia es muy seca, o recurrir a soluciones individuales de lágrima artificial.

Pin It on Pinterest

Ir arriba