Cuidado con la radiación ultravioleta este verano

03, agosto, 2020 / Campañas, Salud Ocular / Sin comentarios

La radiación ultravioleta es una radiación electromagnética que parte de los rayos solares y que es invisible al ojo humano. Es una radiación que se mide en ondas y que puede llegar a provocar un gran daño a la visión si se mantiene un largo tiempo de exposición. Por eso, es recomendable protegerse de los rayos solares con gafas de sol con protección 100% ultravioleta.

No todos los rayos ultravioletas son iguales. Existen tres subtipos que son los rayos UVA, los UVB y los UVC. De estos, solo los UVC no llegan al ser humano, en cambio, los rayos UVA y los UVB acceden a la superficie terrestre y penetran en la piel y en nuestros ojos.

En contra de lo que pueda creerse, no siempre coincide la temperatura más alta del día con el momento en que se alcanza el mayor índice ultravioleta. Tampoco llega con la misma intensidad durante todo año, ni en todos los sitios del mundo.

La Organización Mundial de la Salud ha establecido una clasificación del índice ultravioleta en función del daño que puede causar a la piel y a los ojos. La escala va desde el 1 al 16, siendo de 1 a 2 la intensidad baja, 3 a 5 media, de 6 a 7 alta, de 8 a 10 muy alta y por encima de 10 extrema.

Posibles enfermedades oculares derivadas de la radiación solar

La exposición continua a las diferentes intensidades y tipologías de radiación ultravioleta pueden causar diferentes enfermedades o patologías oculares.  Los rayos HEV (High Energy Visible) pueden causar importantes daños en la retina y derivar, a largo plazo, a una posible degeneración macular asociada a la edad.

Los rayos ultravioletas A (de onda larga) causan daños en el cristalino pudiendo provocar principios de cataratas y de presbicia, así como y a largo plazo, potenciar el envejecimiento de la piel alrededor del ojo. En cambio, los rayos ultravioletas B (onda media) pueden provocar conjuntivitis o queratitis, así como, quemaduras en los párpados o la llamada “ceguera de la nieve”. Finalmente, tenemos la radiación infraroja (IR) que puede causar daños en el cristalino y en la piel de alrededor del ojo y provocar, a largo plazo, cataratas.

Por todo ello, es fundamental proteger nuestros ojos de los rayos ultravioletas y evitar que surjan futuras patologías que pueden llegar a ser muy graves. Farmaoptics ha lanzado la campaña “Visión más allá del sol” en la que presenta su colección de gafas de sol graduables o polarizadas y realizadas con materiales de primera calidad para ofrecer el mayor confort y protección ante los rayos ultravioletas.

¡Disfruta del sol pero siempre con protección y prevención!

Pin It on Pinterest

Ir arriba