¿Cuáles son los problemas visuales habituales a partir de los 40 años?

20, enero, 2021 / Salud Ocular / Sin comentarios

Es ley de vida, con el paso del tiempo nuestro cuerpo envejece y la vista también. Entre los 40 y los 50 años se producen y experimentan muchos cambios y la vista empieza a fallar. ¿Cuáles son los problemas visuales más habituales durante esta etapa y que aumentan con la edad? La presbicia, las cataratas y la degeneración macular son algunos de ellos.

La presbicia

Según los expertos, la presbicia o vista cansada afecta a casi un tercio de las españolas y españoles aunque se calcula que en los próximos años -y más con el confinamiento causado por la pandemia- este problema visual alcance a la mitad de la población. Y es que los especialistas pronostican que la sobreexposición a las pantallas digitales provocará una aceleración de los síntomas y un adelanto del problema.

¿Qué pasa a partir de los 40 años? A esta edad, aproximadamente, la retina se vuelve más sensible y la visión cambia. La presbicia es un error refractivo causado por el endurecimiento del cristalino ya que, conforme pasan los años, la lente natural del ojo se va volviendo menos elástica y va perdiendo su capacidad de enfocar objetos cercanos.

Por eso, uno de los primeros síntomas de la vista cansada es, precisamente, la dificultad para enfocar y las alteraciones en la visión cercana. Por eso, lo más recomendable es acudir a una óptica de tu confianza para revisar la vista, controlar el problema y disminuir sus efectos con el uso de gafas o lentillas progresivas.

Problemas de visión asociados a la edad

Además de la presbicia existen otros problemas que se asocian a la edad y que van en aumento conforme se envejece. Entre ellos destacan las cataratas, el glaucoma y la degeneración macular.

Las cataratas aparecen cuando, con el paso del tiempo, el cristalino pierde transparencia y se vuelve amarillento y turbio. Según las estadísticas, es un problema que afecta a tres de cada cuatro personas mayores de 75 años. Aunque también hay que señalar que la edad no es el único factor que influye en la aparición de las cataratas ya que también son determinantes la dieta, el tabaquismo, el alcohol o la dieta.

Según la Organización Mundial de la Salud, el glaucoma es una de las principales causas de ceguera irreversible. Esta enfermedad degenerativa suele aparecer a partir de los 40 años y es más frecuente en miopes, diabéticos y personas con presión intraocular alta. Una de las primeras señales del glaucoma es la reducción del campo visual periférico y la aparición de halos alrededor de las luces. Una revisión ocular a tiempo, junto con el uso de colirios o cirugía pueden ayudar a que la enfermedad no avance.

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es otro de los problemas de visión más frecuentes que aparecen con la edad y, en este caso, afecta a alrededor de un 30% de personas mayores de 75 años y es la primera causa de ceguera en personas de más de 65 años. Este trastorno ocular va destruyendo lentamente la visión central, dificultando la realización de actividades cotidianas como leer o conducir. Además de la edad, otros factores de riesgo para la DMAE son, entre otros, hábitos como el tabaco, una exposición solar prolongada o el sedentarismo.

No se puede hacer nada para parar el paso del tiempo pero, con la ayuda de tu especialista de la visión de confianza, los trastornos oculares asociados a la edad se pueden detectar lo antes posible e intentar minimizar sus efectos en la salud. Revisa tu vista.

Pin It on Pinterest

Ir arriba