Todo lo que debes saber si llevas gafas y conduces

29, junio, 2022 / Bienestar, Salud Ocular / Sin comentarios

Si tu medio de transporte de forma habitual es el coche o si lo usas de forma ocasional tenemos varias recomendaciones que necesitas saber. La vista es el sentido que más usamos cuando conducimos y el más importante.

A la hora de conducir, vas a tener la vista puesta en la carretera. Mientras se conduce tienes que ver bien los carteles, señalizaciones, los otros coches.. en definitiva estar muy atento y ver nítidamente. Es por eso que es muy importante tener unas buenas gafas para conducir y además de eso tener unas de repuesto por si acaso. Y tan importante es también llevar gafas de sol en verano ya que los reflejos del sol pueden ser muy peligrosos en la carretera. 

Las gafas graduadas corrigen los defectos de la visión que te impiden ver nítidamente. En la carretera, tal y como hemos dicho al principio, necesitarás tener todos tus sentidos a punto para que nada se te pase por alto. De modo que, aunque tus problemas de visión sean leves, es decir, cuentes con una baja graduación, es necesario que siempre utilices tus gafas para conducir, ya sean de vista o de sol.

Es muy importante que en la conducción tengamos la máxima agudeza visual posible además, es imprescindible que te asegures que tus gafas para conducir tengan la graduación correcta, para no forzar la vista y evitar problemas. Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es que tus gafas estén bien ajustadas, de forma que tanto el puente como las varillas no se resbalen constantemente.

Al volante, evita todo tipo de circunstancias que distraigan tu atención de la carretera.

Y a modo de consejo, si no usas tus gafas graduadas de forma continuada, optes por tener unas gafas para conducir en el coche, así tendrás siempre unas a mano a la hora de ponerte al volante.

Además queremos recordaros que la DGT tiene una normativa al respecto y una serie de recomendaciones y consejos que debes tener en cuenta cada vez que te pongas al volante:

Lo que recomienda la DGT

  • Utilizar siempre las gafas o lentes de contacto para conseguir la mejor visión al volante.
  • Si necesitamos usar gafas ‘de cerca’, es recomendable que utilizar unas con lentes progresivas para observar mejor la información del tablero de instrumentos.
  • Unas gafas de sol aportan mayor confort, ya que evitan el exceso de luz.
  • Si notamos dificultades para conducir de noche -no distinguir bien las señales o no calcular bien las distancias-, es mejor planificar los desplazamientos para evitar conducir de noche o con climatología adversa.
  • Al aumentar la velocidad, el campo de visión se estrecha de forma natural. Por ello, es recomendable reducirla cuando nuestras capacidades de percepción se vean mermadas.
  • Si tomamos algún fármaco que afecte a la visión, es preciso seguir los consejos del médico y evitar la conducción nocturna.
  • Si en una exploración un oftalmólogo dilata nuestras pupilas, no debemos conducir mientras no desaparezcan los efectos de la medicación dilatadora.
  • Procurar conducir por rutas conocidas y con poco tráfico.

Pin It on Pinterest

Ir arriba