¿Teletrabajas? Añade a tus gafas el filtro para la luz azul

05, febrero, 2021 / Salud Ocular / Sin comentarios

La pandemia ha cambiado nuestro entorno más inmediato e incluso la manera de trabajar. Muchas personas han optado por el teletrabajo y se pasan más de ocho horas mirando directamente la pantalla del ordenador. La luz azul se emite de forma natural a través de los rayos solares y de forma artificial mediante aparatos digitales como los smartphones, televisiones, tabletas u ordenadores. Una sobreexposición a esta luz puede conllevar problemas oculares como la fatiga visual e incluso provocar la pérdida permanente de la visión.

¿Qué es la luz azul?

La luz solar contiene rojo, naranja, amarillo, verde y azul, así como muchos otros tonos de cada uno de estos colores dependiendo de la energía y longitud de onda de los rayos individuales. la combinación de todo este espectro de rayos de luz de colores es lo que crea lo que llamamos «luz blanca» o luz solar.

La luz solar es la fuente principal de luz azul. No obstante, también hay muchas fuentes de luz azul fabricadas por el hombre como son las pantallas de visualización de equipos electrónicos, portátiles, smartphones y otros dispositivos digitales. El problema está en que las estructuras anteriores del ojo humano adulto (la córnea y el cristalino) bloquean eficazmente el paso a la retina de los rayos ultravioleta pero no lo logran de la misma forma con la luz azul visible.

Distintos estudios demuestran que la exposición excesiva a la luz azul daña las células sensibles a la luz en la retina, provocando cambios a largo plazo muy parecidos a los de la degeneración macular.

La luz azul es difícil de enfocar porque se dispersa con mayor facilidad que otro tipo de luces visibles y crea una especie de “ruido visual”. Por esta razón, si estamos mirando directamente a monitores y a otros dispositivos digitales que emiten cantidades significativas de luz azul, este «ruido visual» reduce el contraste y nos provoca la denominada fatiga visual. Es decir, el ojo tiene que hacer un mayor esfuerzo para enfocar y podemos sufrir dolor de cabeza, ojos rojos, secos o cansados.

Cómo protegerse

Las gafas con filtro para la luz azul pueden ser una buena solución para protegernos de la sobreexposición a esta luz y puede aplicarse a cualquier tipo de graduación, en lentes monofocales y progresivas, y son aptas para todas las edades. Farmaoptics ofrece este tipo de filtros en cualquiera de sus gafas graduadas, en especial en los modelos infantiles y juveniles porque los más jóvenes de la casa pasan muchas horas frente al televisor y la tableta y es necesario proteger sus ojos lo más pronto posible.

Pin It on Pinterest

Ir arriba