Sin gafas de sol no hay verano y en Farmaoptics te contamos el porque

28, julio, 2022 / Bienestar, Salud Ocular / Sin comentarios

Sin gafas de sol no hay verano y en Farmaoptics te contamos el porque.

Nos encontramos en plenos días de ola de calor de verano y para ello queremos recordaros lo importante que es cubrir nuestros ojos de los rayos del sol, y si es con unas bonitas gafas de sol mejor. Como todos sabemos el verano es una oportunidad de descansar y desconectar del trabajo. Esto implica normalmente pasar menos tiempo delante del ordenador, lo que tiene sus beneficios para tus ojos. No obstante, tienes que saber que en verano exponemos la mirada a  otras condiciones que también pueden generarnos problemas, por lo que es muy importante prestar atención al cuidado de los ojos y la salud visual. Sin embargo, el sol no es el único aspecto determinante.

Lo primero que seguro que te viene a la cabeza es el sol, ya que la potencia de los rayos UV es muy fuerte en esta estación del año. Pero el problema es que el aire acondicionado y el calor seco de determinadas zonas tampoco son buenos para tus ojos, hacen que el ojo se seque, lo que produce sensaciones incómodas. También bañarse en la piscina o en el mar requiere tomar ciertas precauciones. Esto se debe a lo irritante del cloro y a las bacterias que puede haber en la playa.

En Farmaoptics queremos daros los tips más importantes para estas vacaciones:

  1. Lleva gafas de sol siempre contigo. El consejo por excelencia para el verano es que lleves unas buenas gafas de sol. Compra siempre unas de calidad en una tienda especializada, que te protejan de los rayos UV al 100 %. Al ser la luz estival tan intensa, también te recomendamos que uses unas lentes polarizadas que eliminen los reflejos
  2. Usa un sombrero o una gorra para una doble protección.
  3. Si vas a la playa o a la piscina usa gafas de buceo. Algunos modelos de gafas de buceo pueden graduarse. De esta manera, protegerás tus ojos tanto del cloro como de las bacterias que pueda haber en el agua, especialmente si llevas lentillas.
  4. Lava tus ojos a menudo y cuídalos de forma correcta y adecuada. Con a menudo nos referimos a antes y después de bañarte en la piscina o en la playa. Esto te servirá para protegerte de sustancias contaminantes o irritantes.
  5. Lava tus manos para no ensuciar y trasladar bacterias a tus ojos.
  6. Parpadea a menudo para así expulsar cualquier partícula de tu mirada. El aire acondicionado y el calor seco de algunas zonas aumentan la sequedad ocular. Por el bien del cuidado de los ojos, procura parpadear a menudo para hidratarlos.
  7. No mires nunca directamente incluso si llevas gafas de sol puede ser perjudicial para tu mirada.

Si aún no tienes tus gafas de sol puedes acceder a la web de Farmaoptics y escoger las que más te gusten. También puedes acudir a tu óptica de confianza donde te asesoraran para que elijas la mejor gafa. ¡A disfrutar del sol y del verano!

Pin It on Pinterest

Ir arriba