Si tienes diabetes, cuida de tu salud ocular

13, noviembre, 2020 / Salud Ocular / Sin comentarios

El próximo 14 de noviembre se celebra el Día Mundial contra la Diabetes, uno de los trastornos de salud que se presenta con mayor frecuencia en la población en general. Según la Sociedad Española de Diabetes, el 14% de los españoles padece esta enfermedad y en el 90% de los casos se trata de la Diabetes de tipo 2.

Los ojos son unos órganos especialmente sensibles a las alteraciones que se derivan de esta afección y se pueden producir desde alteraciones en la transparencia de los medios oculares y cambios súbitos de refracción -como consecuencia de las alteraciones metabólicas- como a las alteraciones en el tejido retiniano -como consecuencia de las alteraciones vasculares.

Los afectados de Diabetes poseen unos niveles de azúcar o glucosa en sangre elevados. Cuando hay alguna alteración y el páncreas no segrega suficiente insulina o no segrega ninguna en absoluto, el resultado es que la glucosa no entra en las células y se acumula en la sangre, causando lo que comúnmente conocemos como diabetes. A nivel ocular puede llegar a afectar a todas y cada una de las estructuras del sistema visual.

Retinopatía diabética

Según el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (CGCOO), el problema ocular más habitual en un paciente diabético es la retinopatía diabética. Una patología, considerada la causa principal de pérdida de visión en población adulta en edad laboral, de la cual se derivan otras complicaciones para la vista y que afecta a una de cada tres personas con diabetes. Se debe al daño causado en los vasos sanguíneos de la retina por la hiperglucemia prolongada.

En la gran mayoría de pacientes con Retinopatía diabética, la enfermedad transcurre de forma silenciosa y asintomática, de ahí la importancia de las revisiones y seguimiento por parte de un óptico-optometrista de confianza, y se suele manifestar cuando ya está avanzada o se acelera por ciertas afecciones como un desprendimiento de retina.

Cuando la diabetes no está diagnosticada el papel del óptico-optometrista es esencial para lograr una detección temprana de la enfermedad. Sin embargo, cuando la patología ya se ha manifestado, las revisiones ópticas anuales siguen siendo imprescindibles para lograr un seguimiento adecuado de la diabetes y potenciar la visión del paciente.

El riesgo de desarrollar cataratas es de dos a cuatro veces mayor en personas con diabetes. Hay que tener en cuenta que esto afecta también a la acomodación y por lo tanto a la visión. También el glaucoma muestra mayor prevalencia en pacientes con diabetes, por lo que se debe incluir en el examen rutinario la toma de la presión intraocular, la valoración del fondo de ojo e incluso campimetrías en caso de sospecha.

*Fuente: Sociedad Española de Diabetes

Pin It on Pinterest

Ir arriba