¿Por qué comer verde es nutritivo?

30, enero, 2016 / Bienestar / Sin comentarios

Las verduras invernales de hoja verde vienen cargadas de clorofila, un antioxidante regenerador que protege las células, además de otros nutrientes. Así que hoy vamos a profundizar en las propiedades que se esconden debajo de tanto verde. ¿Nos sigues?

La acelga roja ayuda a depurar

¿Sabes que las acelgas aportan muy buenas dosis de potasio, calcio, magnesio y hierro, así como de vitaminas A, B1, B2, B6 y C? La parte roja del tronco, que es la que la distingue de la acelga común, hace que sus nutrientes potencien la desintoxificación. Y lo mejor es que aporta toda la provitamina A necesaria en un día y una cuarta parte del hierro.

Escarola

Con sus sugerentes curvas, ayuda a hacer vistosa una ensalada en invierno. Como algunas verduras de sabor amorfo, estimulan la digestión favoreciendo la secreción de jugos gástricos y ayudan al hígado en su función depurativa. Aportan potasio, hierro y vitamina C, pero sobre todo ácido fólico: 80g cubren el total de necesidades diarias. Un truco para que sea más apetitosa es combinarla con frutas como manzana, pasas o granada para darle un contrapunto dulce.

Hoja de roble

Esta lechuga invernal, aparte de ser remineralizante y rica en las vitaminas A, C, K y ácido fólico, proporciona antocianinas. Estos antioxidantes, que la tiñen de morado, se asocian a una mejor salud cardíaca. ¿Un truco? Le sientan bien las vinagretas densas.

Borraja

Es fácil de reconocer por la fina pelusa de sus pencas. Tiene un sabor suave y delicado. ¡Y sienta tan bien al estómago como al paladar! Es una verdura muy digestiva, reduce la absorción del colesterol y alivia el estreñimiento. Aporta potasio, magnesio, hierro y vitamina A. ¿Lo mejor? Puedes bebértela en caldo: tiene buen sabor, es rico en minerales y ayuda a limpiar.

Grelos

Son las hojas del nabo y son muy utilizadas en la cocina gallega. Puedes comer las primeras ramitas, las nabizas, o esperar justo antes de que la planta ‘grele’ o florezca. Además de ser una verdura ligera y fuente de fibra (3,9%), es rica en hierro, provitamina A, ácido cólico y vitaminas C y K. Es perfecta para cremas, porque además de tomarlos como guarnición puedes triturarlos con otras verduras.

Kale

Esta col rizada arrasa en el mercado ecológico. Al ser una col, posee compuestos azufrados. En vitaminas no tiene rival: 150g aportan toda la vitamina C, la K y el ácido fólico que se precisan al día. También el 80% de la vitamina A y el 20% de la E. Y no nos olvidemos de su calcio (72mg/ 100g), que se asimila mejor ¡incluso que el de los lácteos! ¿Sabes que la puedes usar para tus  smoothies? Además de cocerla, puedes licuarla en crudo e incorporala a un batido verde.

¿Te gustan estas verduras?

 

Dejar un comentario

Pin It on Pinterest

Ir arriba