¡Pautas para reducir el estrés!

15, abril, 2016 / Bienestar / Sin comentarios

¿Sabes que si vives sin atender a lo que haces, pierdes energía y se alimenta el estrés? El mindfulness enseña a disfrutar del presente y vivir más centrado. Hoy queremos darte algunas pautas para reducir el estrés. ¿Te apuntas?

1- Atención al presente
Es importante vivir desde otro punto de vista, más integrado. Y es que uno de los secretos para vivir más tranquilos y con menos estrés es vivir más el instante presente. ¡Así de fácil! Cuando estás concentrado tu energía interna está localizada en un objetivo y no hay dispersión. De esta manera evitas el estrés. Así que, ¿por qué no lo pruebas?
2- Meditaciones breves para reducir el estrés
Dos de las formas más sencillas de meditar son: realizarlas a cualquier hora del día, cuando más te apetezca, o asociadas a actividades cotidianas. Al principio puedes hacerlas más espaciadas y cuando las uses cada vez más o vayas integrando en tu día a día este hábito, hazlo cuando lo necesites. En el segundo caso, puedes aprovechar momentos que te parezcan banales para sacarles el máximo partido y provecho.

Prácticas para cualquier momento del día

  • Dejar pasar los pensamientos

Siéntate dos o tres minutos a mirar qué sucede en tu mente y observa tus pensamientos con cariño. Respira hondo y deja que pase tu monólogo interno, sin juzgar ni añadir nada. Reconócelo y suéltalo. Finalmente tu mente se podrá quedar en blanco.

  • Respirar

Pero no lo hagas de forma automática. Se trata de tomarte unos instantes para respirar profundamente varias veces, exhalando completamente, sin retener nada. Y sobre todo, no pienses en lo que tienes que hacer durante el día, no dejes que ningún pensamiento te robe este momento. Simplemente respira.

Ejercicios para integrar la meditación en actividades cotidianas

  • Antes de levantarte

Tómate tres minutos antes de despertarte. Ponte cómodo en la cama y respira profundamente varias veces exhalando completamente, sin retener nada. No pienses en lo que tienes que hacer durante el día, no dejes que ningún pensamiento te robe este momento. Siempre respira y siente tu cuerpo bien vivo. Agradece la posibilidad de este nuevo día ¡y sonríe!

  • Come con atención

Coge la fruta que más te gusta y cierra los ojos. Siente su textura y peso. Huélela y aprecia cómo notas el jugo y sabor en tu boca. Mastica con tranquilidad y nota todo su gusto. Déjate sorprender cada vez por su sabor.

Cuando llegues a tu casa después de una larga jornada laboral ¡deseas liberar tus pies de los zapatos! No lo hagas de cualquier modo. Tómate el tiempo de mirarte los pies con los zapatos puestos y coge un zapato con la mano y sácatelo. Y siente la liberación. ¡Haz lo mismo con el otro! Agradece tranquilamente a tus pies que te ha ayudado durante el día. Cinco minutos bastarán y cuando te hayas puesto las zapatillas ¡sabrás y notarás que de verdad tu jornada de trabajo acabó!

¿Qué trucos tienes tú para reducir el estrés?FARMAOPTICS_bienestar

Dejar un comentario