Los secretos de la nutrición a través de los colores de los alimentos

01, julio, 2020 / Bienestar / Sin comentarios

Muchas veces se dice que “se come por los ojos” y es que cada color de los alimentos aporta nutrientes, vitaminas y propiedades distintos y nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario. Se debería prestar atención a los colores que ingerimos y a la hora de cocinar se debería saber qué aporta cada ingrediente de la receta en el bienestar de las personas. ¿Estás preparado para colorear tu dieta? En Magazine te damos algunas pistas para comer en el Arcoíris.

Expertos nutricionistas hablan del círculo cromático de la alimentación, es decir, que cuánto más color tengan los alimentos más nutritivos serán. Un buen ejemplo lo tenemos en los vegetales -definidos como una de las fuentes más saludables de alimentación-y su amplia gama de tonalidades.

Verdes

El grupo de alimentos de color verde es el más numeroso y para nuestro cerebro es sinónimo de fresco, natural y saludable. Incluye frutas y verduras como el kiwi, los espárragos verdes, la lechuga, rúcula, aguacate, perejil, espinaca, entre otros, y agrupa alimentos ricos en luteína -un potente antioxidante-, ácido fólico, magnesio, fibra y potasio. Unos nutrientes que ayudan a mejorar la digestión y a prevenir el estreñimiento y las enfermedades cardiovasculares.

Amarillos y naranjas

Los alimentos de color amarillo o anaranjado están relacionados con el sol, la juventud, la alegría, el buen humor, la luz y la vitalidad. Son protagonistas todos los cítricos como los limones, naranjas, mandarinas y pomelos y los carotenoides como la zanahoria. Un color rico en vitaminas A y C y en magnesio, ácido fólico, fibra y potasio. Con la vitamina A ayudan a cuidar nuestro sistema inmunitario y con la C -que es antioxidante- nos aportan colágeno, también favorecen la correcta absorción del hierro.

Rojos

La fresa, la granada, la frambuesa, la sandía, el tomate, los arándanos, los pimientos o las moras son una gran fuente de vitamina C, magnesio y fitoquímicos. Pero sobre todo contiene licopeno que aporta muchísimos beneficios para la salud ya que reduce el colesterol y la presión arterial, combate el cáncer de próstata, promueve una buena salud visual, estimula el apetito y ayuda al sistema respiratorio. En los alimentos de color rojo oscuro encontramos las antocianinas, un potente antioxidante que ayuda a regenerar las células y que, por tanto, es un buen remedio ante el envejecimiento.

Blancos

Podríamos incluir dentro del grupo de los alimentos de color blanco a la cebolla, el ajo, el puerro o la col, ricos en fitoquímicos como las alcinas, antoxantinas o la inulina que ayudan a mantener la presión arterial baja, a combatir las infecciones y son un buen alimento para nuestras bacterias intestinales.

Morados

El color morado de las cebollas, las ciruelas, las uvas o las berenjenas se debe a que contienen un pigmento que se llama antocianina. Este grupo de alimentos son ricos en antioxidantes y pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares.

 

 

Pin It on Pinterest

Ir arriba