La comida basura es un riesgo para la salud ocular

10, febrero, 2020 / Bienestar / Sin comentarios

Según un estudio publicado en el British Journal of Ophthalmology, una dieta de patrón occidental tipo carne procesada, alimentos fritos y productos con alto contenido en azúcar podría ser un riesgo para desarrollar degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Tras estos resultados, la frase “ver lo que comes” adquiere, sin lugar a duda, un nuevo significado más literal.

La DMAE es una enfermedad degenerativa de la zona central de la retina o mácula y una de las principales causas de pérdida de visión irreversible entre las personas de edad avanzada.

Ver lo que comes

El estudio demuestra que las personas que llevaron una dieta de patrón occidental tuvieron una incidencia tres veces mayor de degeneración macular tardía en comparación con aquellas que se inclinaron más por frutas, lácteos, aves, pescado y verduras. En concreto, cabe destacar la inclusión de verduras de hojas verdes oscuras y de opciones ricas en caroteno en sus menús diarios.

Sin embargo, en los casos que la enfermedad estaba presente en la familia, el estudio demuestra que la influencia de la genética es superior a la de la dieta, pero sí que puede llegar a influir en la dirección de la dolencia.

Los alimentos que forman parte de la dieta occidental son menos ricos en nutrientes beneficiosos y en contenido calórico que las frutas y verduras. Además, tienden a incrementar el peso y la inflamación sistemática que son dos factores de riesgo para la degeneración macular.

Pero el caso de los huevos -incluidos en la dieta occidental- reclama una mayor investigación para determinar sus efectos sobre la visión ya que son una buena fuente de luteína – pigmento que potencia el cuidado de nuestros ojos y nos ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades oculares.

¿Qué alimentos ayudan a prevenir la DMAE?

Ayudarán a prevenir la DMAE todos aquellos alimentos que contengan selenio, vitamina C, vitamina E, Beta Caroteno, zinc y cobre. También son recomendables los frutos rojos que son ricos en antioxidantes, vitamina C y luteína, los arándanos, las fresas, frambuesa o ciruela roja.

La espinaca es rica en betacarotenos, antioxidantes, vitamina C, coenzima Q10, vitaminas del grupo B, clorofila, polifenoles, ácidos grasos omega 3 y minerales. Es una verdura con grandes propiedades para prevenir la DMAE, sobre todo si la consumimos cruda en ensaladas o jugos. Sin olvidar al pimiento amarillo que es el vegetal con mayor presencia de zeaxantina, un caroteno que también protege la macula y el cristalino de la acción oxidante de la luz.

También cabe señalar la semilla de la uva negra. Al ser rica en sustancias antioxidantes y en flavonoides, es una buena opción tomándola en jugo -licuando las uvas con su semilla- o tomando directamente un extracto. Las naranjas también son un buen aporte de luteína y zeaxantina.

*Fuente: British Journal of Ophthalmology

Pin It on Pinterest

Ir arriba