Juguetes que estimulan la visión infantil

06, enero, 2021 / Salud Ocular / Sin comentarios

En la lista de los Reyes Magos de la mayoría de niñas y niños abundan los videojuegos y los dispositivos digitales como las tabletas o videoconsolas. Aunque es cierto que los videojuegos contribuyen a mejorar la visión periférica, la memoria visual, la motilidad ocular -capacidad de seguir con los ojos un objeto en movimiento- y la coordinación entre el ojo y la mano, recomendaremos otros juguetes que estimulan la visión de los niños durante su desarrollo.

De 0 a 12 meses

Durante el primer y el tercer mes de vida, los juguetes deben tener colores llamativos y muy vivos y se acerquen a unos 20 centímetros del bebé para que éste les preste atención.  Después ya se podrá empezar a desarrollar su coordinación ojo-mano, cuando se haya estabilizado la visión binocular y cromática y sea el momento para comenzar a jugar con cubos que se apilan o con juguetes de formas geométricas.

De 6 a 10 meses es cuando empieza la etapa del suelo y empiezan a gatear, es entonces cuando los bebés pueden ver mejor su entorno. Durante esta etapa hay que desarrollar su capacidad visual con juguetes como los libros táctiles que estimulan a enfocar objetos y percibir los colores. De los 12 meses a los 3 años, los bebés pasan de ver en blanco y negro a captar todas las tonalidades.

A partir de los 3 años

A partir de los 3 años, con toda esa visión desarrollada, podrá empezar a jugar con puzzles o rompecabezas y juegos de ingenio para estimular mejor la percepción y la memoria visual. Es muy recomendable el Tangram, un sencillo juego que consiste en formar siluetas de figuras a base de piezas geométricas y que permite al niño poner a prueba su creatividad e imaginación al tiempo que analiza formas geométricas, dimensiones y relaciones espaciales. Es una forma lúdica de trabajar la visualización y la percepción espacial.

No pueden faltar los clásicos juegos de mesa, como el parchís y la oca, que obligan a mover los ojos de forma parecida a como lo haríamos al pasar de una palabra a otra durante la lectura y que constituyen un excelente entrenamiento visual. La agudeza visual cobra una gran importancia en juegos tipo Memory, Dobble o Uno.

Desde el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas se apela además a la responsabilidad de los padres, que deben jugar con sus hijos para descubrir si tienen problemas a la hora de identificar colores, coger un objeto porque no lo ven bien o calcular las distancias, y estar pendientes de si tienen un campo visual limitado.

Detección de problemas visuales

Una de las ventajas de los juguetes es que permiten detectar problemas visuales en los niños, sobre todo hasta los 6 años. Estos se identifican cuando el pequeño tiene problemas para identificar colores o para coger un objeto porque no ve bien.  Si tiene mareos al ver películas en tres dimensiones puede ser como consecuencia de estrabismo, ambliopía o dificultad para mover los ojos o enfocar objetos cercanos. Ante cualquiera de estos síntomas no hay que dudar en acudir al especialista de confianza.

*Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas

Pin It on Pinterest

Ir arriba