Infusiones anticatarro

29, noviembre, 2012 / Bienestar / Sin comentarios

Este es el tiempo de los resfriados y curarlos requiere reposo y una buena hidratación. Beber infusiones es una muy buena opción para aliviar algunos de sus síntomas y nos ayudarán a tomar el líquido necesario. Las infusiones están preparadas con plantas medicinales que ayudan a mitigar los síntomas y reconfortan; se pueden acompañar con una rodaja de limón (que es desinfectante) o endulzarlas con miel (antibacteriana). Hoy os queremos mostrar cuatro plantas medicinales que pueden ser un buen aliado para combatir el catarro. ¡Hoy te proponemos cuatro infusiones anticatarro!

PRIMAVERA, “Primula veris”

Esta planta posee una notable acción balsámica y mucolítica. La decocción de la raíz de primavera es un remedio tradicional para despejar la garganta y expulsar mucosidades. Es apropiada cuando se está acatarrado, con mucha congestión, estornudos frecuentes, debilidad, algo de trancazo e incluso algunas décimas de fiebre.

Para tomarla se usa la raíz, pero también sus hojas y flores en infusión. Como puede resultar algo insulsa, se le puede agregar zumo de limón para dar un poco de sabor.

VIOLETA, “Viola odorata”
Puede ser una buena opción si el catarro se presenta con mucha tos y es persistente. Además, su ácido salicílico ayuda a aliviar el dolor por trancazo y la sensación de cabeza pesada. Ejerce también un efecto sudorífico que ayuda a bajar la fiebre.

Se puede tomar en infusión simple o combinada con pétalos de amapola (una cucharada de la mezcla por taza). Se deja ocho minutos en reposo. La tisana es oscura, de sabor denso y acaramelado.

MIRTO, “Myrtuscommunis”
Este arbusto, pariente del eucaliptus, comparte con él idénticas virtudes balsámicas y antibióticas, que se explican por la acción de su aceite esencial. El mirto es apropiado para combatir los catarros con mucha mucosidad, estornudos frecuentes y dificultades para respirar.

Para despejar las vías respiratorias, el aceite esencial se aplica en vahos: 1 g de esencia por medio litro de agua. También se pueden empapar unas compresas con la infusión de las hojas y aplicarlas bien calientes sobre el pecho dolorido.

JENGIBRE
El rizoma del jengibe, muy rico en aceite esencial, es especialmente adecuado para combatir algunos de los síntomas del resfriado común, como tos, dolor muscular, dolor de cabeza y las décimas de fiebre.

Se aconseja tomarlo cortando una rodaja de jengibre fresco (o bien 3g de polvo seco), se añade al agua fría y se hierve cinco minutos. Se deja que repose y se cuela. Si añades miel atenuarás el sabor fuerte y algo picante del jengibre.

¿Qué infusión más añadirías a la lista?

 

*Fuente: Jordi Cebrián

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Ir arriba