El estrés puede afectar a la visión

09, septiembre, 2020 / Bienestar, Salud Ocular / Sin comentarios

Según el Instituto Nacional de Estadística, cerca de un 40% de la población padecerá problemas causados por la ansiedad en algún momento de su vida. Se sabe que el estrés puede causar dolor de cabeza, alopecia, trastornos en la alimentación, entre otros síntomas, pero pocas personas saben que también puede afectar a la vista.

Algunas de las posibles explicaciones de porqué el estrés o la ansiedad pueden provocar problemas de visión pueden estar relacionadas con los cambios en los niveles de glucosa en la sangre, con un aumento de la tensión arterial o con un agotamiento físico.

Problemas visuales más frecuentes

Los síntomas más comunes son la visión borrosa, provocada por una inflamación de la zona central de la retina, o la sensibilidad a la luz -ya que el cuerpo asocia la ansiedad con el miedo y nuestras pupilas se dilatan de manera temporal, haciendo que la luz nos moleste más. También se puede dar la visión de túnel o los flashes de luz.

Se asocian con frecuencia los estados de estrés, tensión nerviosa o falta de sueño con las mioquimias o temblores del ojo. Se trata de movimientos involuntarios de determinadas fibras musculares situadas alrededor de los ojos y que suelen afectar al párpado inferior, aunque también se pueden dar en el superior. Aparecen de forma espontánea y suelen desaparecer sin dejar ningún tipo de secuela.

La blefaritis o inflamación de los párpados también puede estar relacionada con el estrés. Causa picor, irritación, sensación de tener arenilla en los ojos, enrojecimiento, visión borrosa e incluso quemazón. También es común el llamado estrés o fatiga visual (o astenopia) provocado normalmente por pasar demasiadas horas con la vista fija en las pantallas de los dispositivos digitales. Causa dolores de cabeza, dificultades para enfocar la vista, cansancio general e incluso visión borrosa o doble.

Consejos para disminuir el estrés visual

Para evitar el estrés visual es aconsejable seguir la regla 20-20-20, es decir, parar la tarea que se esté haciendo durante 20 segundos, cada 20 minutos para mirar un objeto que esté a unos 20 pies (6 metros). También es aconsejable tener una buena alimentación que aporte todos los nutrientes necesarios para mantener nuestros ojos sanos.

También ayuda a reducir el estrés practicar cualquier tipo de deporte o dar paseos con frecuencia y reducir las horas de televisión, tabletas o móvil. Así como, es necesario relajar los músculos del cuerpo también lo es de nuestros ojos.

Relájate y mira.

 

 

Pin It on Pinterest

Ir arriba