El 75% de pacientes con lesiones oculares por petardos son menores de 15 años

20, junio, 2019 / Salud Ocular / Sin comentarios

El verano es cuando tienen lugar más celebraciones. Y en muchas ocasiones, las festividades locales no se pueden concebir sin espectáculos pirotécnicos y sin fuegos artificiales por las calles. A vísperas de la noche de San Juan ¡recomendaciones útiles para tener cuidado de tus ojos en las fiestas, especialmente para lo más pequeños!

La Noche de San Juan indica la llegada del solsticio de verano. Es una festividad de origen pagano que suele ir ligada a hogueras o fuegos. Parte de la magia está en los fuegos de todo tipo, también en los petardos. Aunque, para disfrutar de las fiestas sin lesiones físicas es importante estar informado. Ya se sabe ¡vale más prevenir que curar!

A nivel ocular, podemos dividir las lesiones en dos grandes grupos: las producidas por quemadura y las producidas por el impacto de algún componente del mismo petardo o por materiales que la explosión haga saltar.

Las quemaduras

Al contactar con el ojo, muchas veces no da tiempo de cerrar el ojo y entonces fragmentos incendiados contactan con la córnea produciendo un intenso dolor por la úlcera corneal. Además al parpadear y frotarse al ojo, el cuerpo extraño puede quedarse incrustado en la córnea o en la conjuntiva, o bien quedarse escondido debajo del párpado superior. La severidad de las quemaduras puede variar desde una irritación leve del ojo, hasta la ceguera total.

Una forma de evitar estas lesiones es llevar gafas de sol durante el día como escudo protector, e incluso llevar una gorra para que la visera detenga las partículas encendidas antes de que contacten con el ojo. Los días de viento se recomienda ampliar la distancia de seguridad y no disparar uno mismo petardos que al subir hacia arriba puedan desviarse por el viento. Si no se manipulan explosivos directamente, lo más seguro es mantenerse lo más alejado posible del material pirotécnico

Cuando ya ha entrado en el ojo algún cuerpo extraño lo más importante es no frotárselo. Lo primero que se debe hacer es lavarse el ojo con abundante agua fresca y procurar mantenerlo cerrado.

Los menores de edad requieren de especial vigilancia. ¿Sabías que cerca del 75% de pacientes con lesiones oculares por petardos son menores de 15 años?

Cómo actuar en caso de accidente

El accidentado se debe trasladar rápidamente a un centro hospitalario para que pueda ser sometido a un examen de las estructuras internas oculares. El motivo principal es que el dolor, en ocasiones, no está relacionado con la gravedad del proceso, por lo que pequeñas heridas pueden provocar grandes molestias, mientras que lesiones importantes pueden no ser dolorosas.

La lesión ocular puede afectar a uno o a los dos ojos. Pueden producirse desde pequeñas quemaduras en los párpados y erosiones en la superficie ocular, hasta mutilaciones de tejidos y estallido del ojo con pérdida de su contenido. Aunque las heridas oculares por explosivo se tratan actualmente con gran éxito, todavía pueden quedar secuelas graves en algunos casos.

 

*Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO)

Dejar un comentario