¡Lo mejor de las frutas y verduras!

11, mayo, 2013 / Bienestar / Sin comentarios

No somos dueños de nuestra genética ni de nuestra edad. Nos afectan la contaminación, las angustias y el estrés de nuestra profesión, entre muchos otros factores. Pero podemos actuar para limitar los trastornos dirigidos contra nuestro capital más preciado: la salud. Si respetamos los equilibrios de nuestro cuerpo viviremos mejor. ¿Quieres saber cómo?

El bienestar sobre el que debemos actuar pasa por:

  • el equilibrio psíquico, a través del control de las emociones y del ejercicio. 
  • el respeto de los ritmos del sueño y la respiración
  • el equilibrio físico mediante la actividad y el ejercicio
  • el equilibrio alimentario. Siempre funcionaremos mejor con un buen combustible: alimentos y bebidas saludables. 
  • la facultad de darse gusto (viajes, amigos, salidas, arte, espectáculos, espacios para uno mismo, etc.)

Hoy queremos profundizar en las verduras, alimentos indispensables para mantener nuestra salud.

Tenemos que decir que las verduras desaconsejadas son escasas, ya que las verduras tienen enormes beneficios. Para las personas que sufren fermentaciones intestinales se recomienda cocer las verduras, ya que la cocción las hace mucho más digestivas.

Algunas sencillas recomendaciones:
. tomates: si no estás seguro de su origen, quita la piel
. zanahorias: cómpralas enteras y rállalas tú mismo. Contienen vitamina A, que tiene una relación directa con la función visual. La carencia de esta vitamina puede provocar disminución de la agudeza visual.
. naranjas: cuando la piel es muy brillante es que han sufrido un tratamiento químico. Elije naranjas no demasiado ácidas y exprímelas para el desayuno.
. uva: conviene lavarla abundantemente e incluso dejarla un poco en agua. La uva moscatel negra es excelente para el intestino y los riñones.
. ciruelas: contienen sorbitol, que favorece el tránsito intestinal.
. manzanas: elije bien su procedencia. Es preferible manzanas de pequeños productores que tratan poco sus frutas y lo hacen con productos naturales. Si son un poco ácidas favorecen el tránsito digestivo.
. cebolla: en pequeña cantidad estimula el hígado. En gran cantidad provoca flatulencia.
. puerros: contienen mucho magnesio. Buenos para el hígado y el páncreas porque ralentizan la asimilación de los azúcares rápidos; favorecen el tránsito.
. ajo: excelente antioxidante. Bueno para el intestino y tiene un efecto antiparasitario (si tienes animales en casa, come ajo de vez en cuando).
. ginseng: bueno para el hígado y el páncreas pero en gran cantidad irrita el estómago. También tiene virtudes afrodisíacas.
. limón: unas gotas en agua tibia son excelentes para los riñones y, por la mañana, para la vesícula y el hígado. En cambio, un vaso entero irrita el estómago.
. piña: se recomienda consumirla fresca. Al final de la comida facilita la digestión. Buena para el páncreas, hígado y pulmones
. brócoli: protege a los ojos de la radiación solar y, además, es eficaz para la prevención de cataratas y la degeneración macular asociada a la edad y a la pérdida de la vista.

¿Qué fruta o verdura te gusta más?

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Ir arriba