¡Soluciones a la vista cansada!

16, mayo, 2014 / Salud Ocular / Sin comentarios

¿Necesitas alejar un poco la pantalla para leer este artículo? Es la vista cansada, un problema que antes o después sufrimos, aunque ¡las gafas y las lentes de contacto solucionan! ¿Quieres saber más?

Los primeros síntomas

Los primeros síntomas de la vista cansada, o presbicia, suelen aparecer hacia los 40 – 45 años. ¿Cuáles son? Ver más borroso de cerca, empezar a alejar el libro para enfocar bien, necesitar más luz para leer y dolor de cabeza al tener que forzar la vista para ver de cerca, entre otros. Si has empezado a notarlo, ¡hazte un chequeo a la visión!

Algunas personas empiezan hacia los 40 años, y otras más tarde, pero al final todos acabamos desarrollando vista cansada. Se trata de un problema de visión relacionado con la edad y no se puede prevenir. Tenemos presbicia porque el cristalino va perdiendo elasticidad a medida que pasan los años.

¿Sabías que si eres miope también pasa pero no lo notas tanto?
Tu cristalino también pierde elasticidad, pero en la práctica ves bien de cerca durante más años que una persona no miope porque la miopía «lo compensa».

¡Y si eres hipermétrope lo percibes todavía más!
La hipermétrope hace de por sí que te cueste ver de cerca y por ello cuando empieza la vista cansada el ojo tiene un «doble problema» para enfocar objetos cercanos.

¿Qué tipo de gafas te ayudan a corregirlo?
Las gafas para ver de cerca son la solución más sencilla al problema, que graduará un especialista en salud ocular. Si además tienes alguna dificultad para ver de lejos, puedes solucionar los dos problemas a la vez:

  • Optar por unas bifocales

Son una opción si eres miope y no quieres unas gafas para ver de cerca y otras para ver de lejos. Llevan dos tipos de cristales en una misma lente separados por una rayita. Para ver de cerca se mira por debajo de ella y para ver de lejos, por encima.

  • Elegir unas progresivas

Al no tener raya la lente, son estéticamente más bonitas. La parte inferior está preparada para enfocar de cerca; la parte central, para la visión intermedia; y la parte superior, para ver de lejos. Se usan más que las bifocales, aunque requieren un mayor periodo de adaptación para acostumbrarse a mirar por la zona adecuada.

  • Decantarse por las lentes de contacto

Si no quieres llevar gafas, las lentillas también son una opción para corregir la presbicia. La primera vez que las pruebas hace falta un período de adaptación que puede durar dos o tres días aproximadamente, en función del material y de la tolerancia a las lentes que tenga esta persona.

¿Tienes presbicia? Recuerda que en FARMAOPTICS somos especialistas en salud ocular y recomendamos una revisión de los ojos al año. 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Ir arriba