Si te sientes joven, vivirás más y mejor

22, noviembre, 2019 / Bienestar / Sin comentarios

Las personas tenemos tres edades. Una es la edad cronológica que cuenta los años vividos desde nuestro día de nacimiento. Otra, la biológica, que corre al ritmo de las células y que se establece a través de la elasticidad de nuestra piel, de la capacidad de nuestros pulmones o de la presión arterial, entre otros baremos. Y finalmente, tenemos la edad subjetiva que es la que creemos tener. ¿Te sientes viejo? Estudios recientes demuestran que la edad subjetiva afecta al estado de salud más de lo que se pensaba.

Científicos de Corea del Sur han hecho un estudio -publicado en Frontiers in Aging Neuroscience– que demostraría que la edad que una persona siente tener -y no la cronológica- determinaría su edad biológica. Es decir, que quienes se sienten más jóvenes de lo que dicen sus células, tenderían a ser más resilientes en términos psicológicos y más sanos fisiológicamente.

Se escanearon los cerebros de 68 personas sanas, mayores de 65 años, y las pruebas demostraron que las que se sentían más jóvenes tenían una capa más gruesa de materia gris y un menor deterioro cognitivo. También se hizo patente en los resultados, que a las personas a las que se les decía que estaban poco envejecidas se sentían más animadas y conseguían mejores resultados en las pruebas, sobre todo en las de memoria.

¿El envejecimiento está ligado al cerebro?

Las pruebas actuales no demuestran que el envejecimiento esté ligado al cerebro, pero sí prueban que lo está con la actitud mental. Según la psicóloga Anna Kornadt, la mentalidad que una persona adopte en la mediana edad -de los 50 a los 65 años- será crucial para identificarse con los modelos de envejecimiento. Por eso, es importante en esta etapa abrirse a nuevas experiencias y aprender de ellas, en lugar de concentrarse en las pérdidas que acompañan a la vejez.

En lo que coinciden todos los expertos es en que envejecemos a ritmos diferentes y que tenemos cierto control en el proceso si tenemos hábitos saludables, somos optimistas y no nos autodiscriminamos en función de la edad. No envejezcas siendo joven y siéntete joven envejeciendo porque, de esta forma, no pensarás en enfermedades ni achaques y vivirás más años y con mejor estado de salud.

¡Vive la vejez desde la juventud!

 

Fuente: Semana

Pin It on Pinterest

Ir arriba