¿Qué problemas oculares se acentúan con el buen tiempo?

29, mayo, 2019 / Salud Ocular / Sin comentarios

En verano hay que cuidar especialmente nuestra salud ocular, ya que la radiación solar aumenta. Recuerda que solamente las gafas de sol de calidad que se adquieren en ópticas pueden garantizar la total protección frente a las radiaciones solares nocivas. ¿Quieres saber más?

Se acercan las vacaciones y creemos que es un buen momento para hablar de la prevención y así proteger la salud ocular, ya sea a la hora de ponernos al volante, al protegernos del sol o al bañarnos en playas o piscinas. Y es que con el buen tiempo aumentamos los ratos al aire libre bajo los rayos del sol. 

Especialmente en verano, con las altas temperaturas, es sin duda la época del año en la que debemos extremar las precauciones no solamente en la protección de nuestra piel, sino también con la de nuestros ojos.

¿Cómo protegernos de la radiación solar?

¿Sabías que existe una relación directa entre la radiación solar (ya sea visible, ultravioleta e infrarroja) y distintos problemas visuales y oculares? Como pueden ser las cataratas, la queratitis o la conjuntivitis. Aunque es cierto que la mayoría de las radiaciones solares son eficazmente filtradas por los ojos, la sobreexposición a estas radiaciones, como una jornada en la playa sin la protección de unas gafas de sol, puede dar lugar a graves problemas oculares.

Así que, las gafas de sol, utilizadas en todo momento, son tus aliadas; eso sí, siempre homologadas, con cristales y filtros solares de calidad, y de colores ni muy oscuros ni demasiado claros (preferiblemente marrones, grises o verdes).

Pautas para adquirir unas gafas de sol 

  • Situaciones de uso. Vamos a necesitar una protección adecuada para nuestra salud visual, por encima de modas y corrientes estéticas.
  • Filtro de protección. ¿Sabías que hay diferentes tipos de filtros en las gafas de sol según las actividades? El filtro solar debe protegernos completamente de la radiación ultravioleta (UV), independientemente del color del cristal y adaptarse al uso que vayamos a hacer de las gafas de sol: deportes náuticos, paseo, senderismo de montaña…
  • Calidad de la lentes. Las lentes de baja calidad pueden dejar pasar la radiación solar a pesar de ser muy oscuras, pueden deformarse y causar aberraciones ópticas.
  • Calidad de las monturas. Es importante usar monturas que cubran los laterales del ojo, con el fin de no dejar pasar la radiación solar.
  • Intervenciones oculares. En personas intervenidas de cataratas, el uso de gafas de sol es absolutamente recomendado. 

Además, de usar gafas de sol homologadas, el asesoramiento de un profesional en salud ocular también garantiza que las gafas de sol proporcionen una protección personalizada en función de tus necesidades, actividades cotidianas y de ocio o estilo de vida.

¿Te proteges del sol adecuadamente?

 

*Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España (CNOO)

 

Dejar un comentario