Protege a los niños de la luz azul con la nueva colección de Farmaoptics

10, septiembre, 2019 / Campañas / Sin comentarios

La vuelta al cole ya está aquí y tenemos listos los libros, mochila, ropa nueva y todo el material escolar que nuestros hijos necesitan para un buen rendimiento escolar. Pero no debemos olvidarnos de su vista, ahora es un buen momento para una revisión ocular y para aprovechar la campaña de Farmaoptics, en la que por la compra de unas gafas de la colección infantil FMO con protección luz azul, consigues otras gratis. Con estas gafas no sólo estarán guapos, sino que el tratamiento de filtro azul les protegerá de la luz azul, que emiten dispositivos como las tabletas o smartphones, y que puede provocar daños y patologías oculares.

La luz azul que no vemos

La luz azul está presente en la luz solar y es importante para la visión y para mantenernos despiertos. Pero también la tenemos en la televisión y en las distintas pantallas que, cada vez más, forman parte de la rutina de los más peques de la casa, ya sea por ocio o porque las utilizan para hacer los deberes o las tareas en clase.

Al pasar muchas horas mirando directamente las pantallas, exponemos a nuestros ojos a un exceso de luz azul y podemos tener molestias en nuestra visión. También es perjudicial para nuestra salud ocular el tiempo que pasamos en espacios cerrados porque provocamos que el ojo contraiga su músculo ciliar para adaptarse a la visión de cerca, favoreciendo la aparición de la miopía en edades tempranas. El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España estima que, en 2020, la miopía afectará al 33% de los niños y adolescentes españoles.

¿Los filtros ayudan?

La nueva colección de Farmaoptics, pensada para el público más joven, FMO con protección luz azul incorpora un tratamiento de filtro azul en las lentes que ayuda a reducir la fatiga -el exceso del uso de dispositivos electrónicos provoca insomnio- y el estrés visual. También evita la aparición de patologías oculares -miopías, astigmatismo y otros defectos refractivos- y previene el envejecimiento ocular prematuro.

A edades tempranas, los niños aún no tienen bien desarrollados los conductos oculares por lo que les cuesta focalizar o fijar las imágenes. Por lo que, si se les expone, de manera continuada, a pantallas que se ven a una mínima distancia y emiten luz azul es común que surjan problemas de estrés visual. El filtro ayuda a reducir los ojos rojos e irritados, ojos secos, el cansancio visual, los dolores de cabeza y la visión borrosa.

Ópticos y optometristas recomiendan acudir a revisiones visuales al menos una vez al año en el caso de no tener problemas, y un mínimo de dos cuando ya el niño tiene defectos refractivos, ambliopía (ojo vago), estrabismo o alteraciones de la relación acomodación-convergencia.

La vuelta al cole con la colección infantil FMO con protección luz azul de Farmaoptics es la mejor manera de estrenar el nuevo curso, perfectamente equipado, protegido y listo para conseguir un óptimo rendimiento escolar.