¡Playa a la vista!

05, agosto, 2019 / Salud Ocular / Sin comentarios

¿Cuáles son las mejores gafas de sol para ir a la playa? Todos los veranos los expertos de la salud nos recomiendan que debemos proteger nuestra piel ante los rayos solares para evitar la aparición de quemaduras o de daños, a largo plazo, en forma de envejecimiento prematuro o enfermedades cutáneas. Pero así como nos tomamos muy en serio los peligros de la radiación solar sobre nuestra piel no debemos descuidar los efectos negativos que tiene el sol sobre la vista.

Fotoqueratitis (heridas en córnea), edema de párpados, queratoconjuntivitis, dolores de cabeza y jaquecas son algunos de los primeros problemas que podemos sufrir si no usamos las gafas de sol adecuadas y nos exponemos durante muchas horas a los rayos ultravioleta. Sin olvidar que las gafas de sol también nos protegen de la arena, muy molesta si entra en la cavidad ocular, y resguardan de los rayos solares la piel sensible de alrededor de los ojos.

Gafas polarizadas

Las gafas polarizadas son una buena opción para ir a la playa y evitar el reflejo de la luz solar en el agua del mar que provoca destellos e incomoda a nuestros ojos. Son ideales para gente de mar ya que las lentes polarizadas son lentes de sol que contienen un filtro especial que bloquea la luz reflejada y sólo deja pasar la luz útil, permitiendo una visión sin reflejos y con un color y contrastes naturales.  Son también unas gafas de sol óptimas para niños por su combinación de protección y visión superior.

Filtro solar correcto

El número de filtro de nuestras gafas de sol indica la cantidad de absorción lumínica visible. Para ir a la playa nuestro filtro no debería ser inferior a la categoría 3 porque necesitamos que bloquee entre un 82% y un 92% de la luz. Pero no debemos confundir la protección contra la luz solar con el nivel de protección de la gafa contra los rayos ultravioleta.

No importa de qué color sean

Nuestras gafas de sol deben protegernos de los rayos ultravioleta y el color de los cristales no tienen nada que ver. Un color más oscuro no significa una mayor protección solar ya que a los rayos ultravioleta no les afecta que las lentes sean más o menos oscuras. Lo único que debe preocuparnos es que tengan protección ultravioleta porque, de lo contrario, la pupila se dilatará para captar más luz y ver mejor y los rayos pasarán directos a todas las zonas del ojo.

El sol es vida y el verano es para ir a la playa pero gocemos del aire libre y del paisaje marítimo perfectamente protegidos con la crema solar y unas buenas gafas de sol homologadas por los profesionales óptico-optometristas.

¡Y a disfrutar del mar y del sol!

Pin It on Pinterest

Ir arriba