La salud de los ojos

17, octubre, 2012 / Salud Ocular / Sin comentarios

¿Quieres saber un poco sobre las enfermedades oculares más comunes? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 285 millones de personas padecen discapacidad visual. De éstas, 191 millones sufren las enfermedades más comunes, como miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia o vista cansada, entre otras.

Como ya hemos señalado, las enfermedades oculares más habituales son los problemas de refracción. Los defectos refractivos son alteraciones oculares que generalmente producen visión borrosa. El ojo humano dispone de lentes que enfocan la imagen sobre la retina para ver con claridad y cuando este enfoque no se produce adecuadamente, existe un defecto refractivo. Este problema refractivo se puede manifestar con: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia. Para corregir estas afecciones se utilizan gafas, lentes de contacto o incluso cirugía. Éstas son las enfermedades oculares más comunes, seguidas del ojo seco, las cataratas, el glaucoma, la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y retinopatía diabética (la enfermedad del ojo más común relacionada con la diabetes y que puede causar pérdida severa de visión e incluso ceguera total?

¿Te gustaría profundizar más sobre el tema? Vamos a empezar explicando cuáles son los síntomas.

Miopía, hipermetropía, astigmatismo i presbicia. Acostumbran a provocar síntomas como visión borrosa (doble o nublada), luz deslumbrante o halos alrededor de luces brillantes, dolores de cabeza, fatiga visual y necesidad de entrecerrar los ojos para ver con claridad.

Ojo seco. Normalmente causa escozor o ardor, irritación ocular excesiva debido al humo a la viento, exceso de lágrimas y molestias al usar lentes de contacto.

Cataratas. Pueden causar visión borrosa, sensibilidad a la luz, dificultad para ver de noche o con poca luz, presencia de halos alrededor de las luces y doble cisión en un ojo.

Glaucoma. Conocida como la ceguera silenciosa, no muestra síntomas hasta muy avanzada la enfermedad, de la importancia de la prevención con revisiones oftalmológicas periódicas, especialmente a partir de los 40 años.

Degeneración macular asociada a la edad. Esta patología puede generar visión borrosa, distorsionada o nublada, pérdida de la visión central y necesidad de utilizar luz más brillante para ver de cerca.

Los defectos de refracción pueden corregirse utilizando gafas, lentillas o mediante cirugía. Los avances en tecnología permiten detectar con mayor rapidez estas enfermedades. Así que una visita al especialista puede ser el mejor remedio. En FARMAOPTICS nuestra prioridad es cuidar tu mirada y asesorarte personalmente.

Y recuerda, para una buena salud ocular es importante acudir a un especialista para revisiones periódicas. Usar gafas si se necesitan, tener hábitos de lectura y de uso de ordenador correctos (con buena luminosidad) y protegerse de los rayos ultravioleta del sol son buenos métodos de prevención. Finalmente, una buena nutrición es vital para el organismo en general y para la salud ocular en particular.

¿Tenías constancia de estas enfermedades?

Dejar un comentario

Pin It on Pinterest

Ir arriba