Glaucoma, el enemigo silencioso

13, marzo, 2013 / Salud Ocular / Sin comentarios

¿Sabías que el glaucoma es la segunda causa de ceguera a nivel mundial y que más de un millón de españoles padecen glaucoma pero la mitad lo desconoce? Pues sí, y su diagnóstico precoz evitaría el 95% de los casos de ceguera. El tema que nos ocupa hoy es el glaucoma. 

La primera causa de ceguera en el mundo son las cataratas, seguida por el glaucoma, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La mitad de la población afectada por glaucoma lo desconoce, ya que generalmente no causa síntomas evidentes. El problema es que si no se detecta y se trata a tiempo el glaucoma puede llegar a producir baja visión (e incluso ceguera en el 5% de los casos). Con un diagnóstico temprano esos casos de ceguera se podrían evitar en un 95%.

Se estima que sólo en nuestro país el glaucoma afecta a más de un millón de personas y su incidencia se incrementa con la edad: lo sufre el 2% de las personas mayores de 45 años y el 3,5% de los mayores de 70 años lo padecen.

Glaucoma, el enemigo silencioso
El glaucoma es una lesión irreparable del nervio óptico, normalmente provocada por un fuerte aumento de la presión intraocular. Esta lesión causa una pérdida progresiva de visión, que comienza por la periferia del campo visual. Los especialistas suelen calificar al glaucoma como el “enemigo silencioso” ya que el paciente no experimenta ninguna molestia ni síntoma hasta que se produce una pérdida visual permanente e irreversible. De ahí la importancia del diagnóstico precoz y el tratamiento en estadios iniciales

La semana del glaucoma en el mes de marzo pretende concienciar a la población mayor de 45 años de la importancia de una revisión ocular anual. El óptico-optometrista es tu aliado en la detección precoz.

¿A quién puede afectar el glaucoma y qué grupos de pacientes son más proclives a desarrollarlo?
• Mayores de 45 años sin revisión ocular en los últimos años.
• Personas con antecedentes familiares de glaucoma.
• Pacientes con una presión intraocular alta.
• Personas con miopía elevada (mayor de 5 dioptrías)
• Pacientes medicados con corticoides
• Personas que hayan sufrido un golpe o traumatismo en el ojo
• Personas con diabetes

En caso que te afecte alguno de estos factores debes acudir a un ópticooptometrista para un screening mediante la tonometría sin contacto, una prueba sencilla, rápida e indolora con la que se mide la presión intraocular (se puede hacer en cualquier óptica).

Recuerda que en FARMAOPTICS somos expertos en visón ocular.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Ir arriba