Gateo para verte mejor

07, diciembre, 2020 / Salud Ocular / Sin comentarios

Gatear es una etapa fundamental para el desarrollo de un bebé tanto desde el punto de vista cerebral como psicomotriz. El gateo ayuda a crear conexiones entre los hemisferios cerebrales, facilitando el paso de información de uno a otro y ayudando a crear el patrón cruzado que el niño necesitará para su equilibrio corporal y desplazamiento. Gatear ayuda a fortalecer la musculatura del bebé, mejora su coordinación y desarrolla una mejor visión.

¿Por qué decimos que gatear ayuda en el desarrollo visual del bebé? Cuando nace, el bebé no tiene bien desarrollada su capacidad de enfoque visual. Gatear ayuda a enfocar la visión, potenciándola y favoreciéndola.

Por otro lado, la convergencia visual también tiene mucho que ver con el gateo porque cuando el bebé está en el suelo y quiere coger un juguete que tiene cerca, debe dirigir la mirada hacia el objeto alineando los ejes visuales. Recordamos que para mirar de cerca debemos unir nuestros ejes visuales hasta fijar el objeto que queremos observar, y lo debemos hacer con los dos ojos a la vez y de forma coordinada. Gatear ayuda al bebe a desarrollar esta convergencia.

También gateando se desarrolla la visión periférica y la orientación espacial. Esta posición ayuda al bebé a tomar medida del mundo que le rodea, es decir, a empezar a calcular y familiarizarse con las medidas y volúmenes de su entorno. El gateo ayuda a ejercitar la visión binocular, es decir, el cerebro empieza a practicar la fusión de las imágenes de los dos ojos, creando una única imagen nítida y con relieve.

Cuando el bebé gatea se encuentra en más de una ocasión con la necesidad de escoger qué mano utilizar para resolver cierta situación. ¿Con qué mano alcanzar el juguete que tanto le llama la atención? De esta forma, va trabajando la coordinación ojo-mano y asentando las bases de su futura lateralidad. Es decir, ser diestro o ser zurdo. Una cuestión que viene determinada por los hemisferios del cerebro, si domina el izquierdo la mayor parte de las órdenes estarán destinadas a la parte derecha del cuerpo (seremos diestros), si domina el derecho a la parte izquierda (seremos zurdos).

En definitiva, los beneficios que el gateo tiene para el desarrollo del bebé son innumerables. Por ello, los expertos insisten en la importancia de permitir al niño o niña pasar por esta etapa antes de empezar a caminar. Para ello hay que colocar al bebé boca abajo en el suelo y favorecer su desplazamiento libre mientras se le llama o estimula con un juguete para captar su atención.

 

Pin It on Pinterest

Ir arriba