Curiosidades de los ojos de los animales

08, mayo, 2020 / Mirada particular / Sin comentarios

“Tener vista de águila” o “ver dos cosas al mismo tiempo como un camaleón” son frases que usamos refiriéndonos a particularidades en la visión de algunos animales. Y es que aunque los humanos disponemos de un “equipo óptico” bastante avanzado, los animales no quedan atrás y existen algunas especies con ojos que no sólo abarcan campos de acción muy amplios sino que su precisión no deja prácticamente margen de error. Te contamos algunas curiosidades sobre los ojos de los animales.

Identificar cualquier objeto, sin importar la distancia, es una de las características de la supervisión de las águilas y de los halcones. Las palomas, en cambio, son uno de los animales que mejor perciben el color y pueden llegar a ver millones de tonalidades.

Uno de los animales más curiosos es, sin duda, el camaleón. Famoso por su capacidad de mimetizarse en su entorno, este reptil puede ver dos cosas diferentes al mismo tiempo. Su aparato visual está conformado con unos globos oculares que están casi cubiertos por completo por los párpados y pueden tener una visión de 360 grados. Por ejemplo, mientras con un ojo observan los movimientos de una posible presa, con el otro pueden vigilar su retaguardia y estar prevenidos ante posibles ataques.

El camello tiene tres párpados para protegerse de la arena. Los dos primeros hacen la función de una cortina -gracias a sus largas pestañas- mientras que el tercero -al ser translúcido- se cierra horizontalmente y permite ver en plena tormenta del desierto.

El poder de ver en la oscuridad

Gatos y búhos tienen la capacidad de poder ver en la oscuridad. Los búhos, en concreto, tienen los ojos 2,2 veces mayores que la mayoría de las aves y pueden ver 10 veces mejor que el hombre. El gecko es un reptil que ante la ausencia total de luz, es capaz de percibir los colores.

Los gatos tienen una visión que llega a los 30 grados a cada lado y su capacidad visual es de 200 grados pero, en cambio, su claridad visual no alcanza más allá de los 6 metros (los humanos pueden ver hasta una distancia de 30 metros, aproximadamente).

¿Por qué los mosquitos nos ven en la oscuridad? Pues porque pueden ver dentro del rango infrarrojo. Las mariposas, en cambio, pueden ver la luz ultravioleta y lo hacen gracias a los fotorreceptores que tienen sus ojos y que, además, les dota de un sentido de la dirección muy preciso.

Bajo del mar

¿Sabías que los delfines duermen con un ojo abierto? Esto ocurre porque al dormir, literalmente, apagan la mitad de su cerebro y la otra parte que queda activa regula las actividades esenciales como respirar o nadar. El calamar gigante tiene los ojos del tamaño de una sandía, el globo ocular más grande puede llegar a alcanzar los 50 centímetros.

Muchas de las especies que viven bajo el agua carecen de párpados, por eso, sus períodos de reposo los pasan con los ojos abiertos. Aunque disponen de una especie de sistema diseñado para filtrar la luz y facilitar el descanso y realizan movimientos lentos para poder mantener el equilibrio.

Pin It on Pinterest

Ir arriba