¿Cómo proteger tus ojos esquiando?

28, enero, 2016 / Salud Ocular / Sin comentarios

¡Las gafas de sol no son sólo para el verano! Durante el invierno también son imprescindibles. ¿Sabías que las bajas temperaturas, el viento y el sol pueden ser perjudiciales para la salud ocular? Y sobre todo si practicas deportes de invierno. Hoy te contamos cómo protegerte. ¿Vamos allá?

La posición del sol en invierno es más baja y hace que los rayos de sol lleguen a la tierra con una inclinación que los hace nocivos para nuestros ojos. Por esta razón, se aconseja usar gafas durante todo el año. Además, el frío y el aire invernales provocan un aumento del lagrimeo y sequedad en los ojos. Y simplemente, se puede reducir protegiéndote con unas gafas adecuadas y utilizando lágrimas artificiales.

Recuerda que la radiación ultravioleta (UV) puede ser hasta ocho veces más intensa en las pistas de esquí que en otros lugares a causa de las propiedades de reflexión de la nieve. ¡Y es que la nieve puede reflejar hasta el 80% de la luz!

Cómo evitar problemas oculares

Se recomienda a las personas que tienen los ojos claros que tengan una especial atención ya que se encuentran en mayor riesgo del daño solar. Así que a la hora de escoger gafas protectoras para la nieve, tener ojos azules o verdes es un factor clave a tener en cuenta.

Consejos para proteger los ojos en la práctica del esquí:

  • Déjate aconsejar por un óptico-optometrista, un profesional en salud ocular, a la hora de elegir unas gafas de sol protectoras que estén diseñadas específicamente para los deportes de invierno y que absorban al menos el 95% de la radiación UV.
  • Pregúntale sobre el mejor tipo de protección ocular según la actividad a desarrollar, la fotosensibilidad y el color de los ojos.
  • Elige las gafas que ofrezcan una visión óptima tanto en días soleados, como nublados. O incluso con niebla, muy común en las estaciones de esquí, y que hace que la visibilidad sea baja.
  • Ten en cuenta que las gafas cumplan con las normas ISO para protección y el marcado CE, lo que demuestra que cumplen con las normas de seguridad europeas.
  • Hay cuatro categorías de intensidad del color y en las estaciones de esquí se debería escoger la categoría 4 (el más oscuro) ya que es el que más protege en condiciones soleadas.
  • Selecciona las gafas que se adapten cómodamente a la forma de tu cara y que bloqueen del 99% al 100% de la radiación UV-A y UV-B.
  • Las lentes de las gafas de protección solar para el esquí también pueden graduarse, según el defecto refractivo que tenga el usuario, para que la visión sea perfecta a cualquier distancia.

Y no te olvides de sus hijos: ellos son más vulnerables a los rayos UV. Además la exposición UV es acumulativa y puede no mostrar su efecto durante muchos años.

¿Qué tipo de gafas de sol te pones para esquiar?FARMAOPTICS_esqui

 

*Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optomestristas

Dejar un comentario