Cómo leer bien ¡y feliz vuelta al cole!

21, septiembre, 2013 / Salud Ocular / Sin comentarios

La ergonomía visual busca la optimización de la persona, libro-ordenador y ambiente para una mejor lectura. Hoy profundizaremos en cómo se debe leer, en qué postura y con qué luminación para mantener una buena salud ocular. ¡Vamos allá!

Vista y lectura, un binomio inseparable

Sacar partido a la lectura, ya sea a través de libros o ordenadores, sin dañar nuestros ojos es una prioridad indispensable para mantener la salud ocular. Nunca se debe abusar de la lectura ni de los ni de juegos de ordenador, ya que si no hacemos que nuestros ojos hagan un esfuerzo extra y, recordemos, nuestros ojos no están hechos para ver de cerca.

La etapa más importante es la que comprende de los 4 a 6 años porque es cuando se aprende a leer. Es una época clave en que el esfuerzo es más alto y cuando los ojos se están formando.

Posturas idóneas para leer

Básicamente se trata de tres aspectos: espalda, mobiliario y distancia.

Se aconseja sentarse en ángulo recto, ya que de esta forma el peso de la cabeza queda más repartido y no se obstruye el abdomen para respirar fácilmente y de forma natural. La distancia perfecta sería la que separa el codo de la primera falange en que puedes apoyar la cara.

Si no se siguen estas recomendaciones se estará haciendo un esfuerzo adicional a lo que sería ya la propia lectura. Este sobreesfuerzo se puede traducir en una ineficacia y problemas de acomodación visual: en problemas de refracción de todo tipo (como miopía) e incluso si es muy próxima puede dar lugar a un ojo vago.

La luz más adecuada

Tan malo es el exceso de luz como su carencia. No se puede leer sólo con flexo. La luz de la habitación siempre tiene que estar encendida, ya que actuará como luz de ambiente. Lo ideal son las lámparas de mesa con fluorescentes electrónicos porque no parpadean. En caso que sea diestro se aconseja situarlo a la derecha y si es zurdo a la izquierda para no hacerse sombra con las manos.

Lo ideal es tener una ventana cerca porque cuando descansas la vista puedes mirar a través de ella. Es muy recomendable alternar la vista de cerca con la de lejos. O en caso de tener una pared se aconseja poner un espejo, ya que manda la imagen que está más alejada y se tiene la sensación de ver de lejos.

La lectura puede provocar problemas oculares así que padres y profesores no deben perder detalle de cómo estudian los niños. Posibles síntomas de anomalías serían, por ejemplo, que a un niño le cueste trabajo leer, si relee, si señala con el dedo y si se salta de línea. Otros más alarmantes serían que se frotase los ojos o si guiñase un ojo o los dos. Si se le ponen rojos, si parpadea mucho, si tuerce los ojos, si se arrima a los ojos, entre otros.

El inicio del curso escolar es un momento fantástico para hacer la revisión anual. Recuerda que en FARMAOPTICS somos especialistas en Salud Ocular. En caso de necesidad de corrección óptica ahora ¡por el precio de 1 te llevas 2 por 99€! ¡Estrena curso más guap@ que nunca! La promoción es válida del 1 de septiembre de 2013 hasta el 31 de octubre de 2013.

¿Prestas atención a la forma en que lees?

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Ir arriba