Avances en las lentes de contacto

24, junio, 2013 / Salud Ocular / Sin comentarios

Los avances de la ciencia son increíbles y, en muchas ocasiones, nos permiten ganar en calidad de vida. Los avances en el campo de la salud ocular también nos ayudan a tener una mejor y cómoda visión. Hoy profundizaremos sobre dos tipos de lentes de contacto no muy conocidas. ¿Quieres saber más?

Terapéuticas

Sirven para mejorar o corregir problemas oculares, como la queratitis (inflamación de la córnea) o los defectos refractivos complicados. Actualmente, dentro de este campo tienen una gran demanda las lentes «pijama», un tipo de lentillas que se utiliza solo durante la noche y cuya misión es corregir la miopía mientras se duerme.

El tratamiento Orto-K (su nombre científico) modifica la curvatura de la cara externa de la córnea, pero únicamente de manera temporal, no permanente. Así, durante el día la persona puede ver perfectamente sin necesidad de utilizar gafas u otras lentes de contacto, pero cada noche debe volver a colocarse las lentillas ortoqueratológicas para volver a «deformar» la córnea. Están indicadas para miopes de entre –2 y –5 dioptrías y son ideales para profesionales que no pueden llevar gafas, como bomberos o cocineros, ya que el entorno donde trabajan hace que las gafas se empañen y las lentillas se sequen.

Además, existen otras lentes que ayudan a la cicatrización de pequeñas heridas en la córnea o en el tratamiento de la queratitis. Se trata de lentillas transparentes empleadas a modo de apósitos para conseguir que los fármacos que se echan en el ojo se mantengan en su superficie durante más tiempo y aumenten su efecto. Con ellas también se evita el dolor o las molestias que suele ocasionar el parpadeo al rozar el ojo.

Por último, recientemente han salido al mercado las lentes híbridas, que combinan zonas blandas y rígidas. Se utilizan durante año y medio y pueden emplearse en defectos refractivos especiales, como astigmatismos complicados o en caso de queratocono. Para este problema también están indicadas las lentes esclerales, que saldrán próximamente al mercado, con un material de mayor consistencia que las convencionales para moldear la deformidad de la córnea.

Con un filtro óptico protector

La última novedad en este campo tiene autoría española y son unas lentes con un filtro óptico protector incorporado. Una novedad que saldrá al mercado en los próximos meses y cuya descubridora es Celia Sánchez Ramos, doctora en Ciencias de la Visión y profesora e investigadora en la Universidad Complutense de Madrid, que ha investigado durante ocho años cómo evitar los daños producidos por la luz en el ojo. Se sabe que la luz violeta (una parte de la luz) llega al fondo del ojo y por ello puede provocar cataratas y degeneración macular (una enfermedad asociada a la edad y puede provocar ceguera). «Lo que se busca es que el ojo no envejezca por estar expuesto a la luz y evitar el daño en la retina», explica la investigadora. Este filtro de color amarillento se puede implementar sobre cualquier tipo de lente y la patente ya ha sido vendida a países como EE.UU., China o Australia.

¿Habíais oído hablar de este tipo de lentes de contacto?

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Ir arriba