Empieza bien el día y ¡desayuna bien!

09, octubre, 2014 / Mirada particular / Sin comentarios

Así de sencillo. Si quieres empezar bien el día ¡comienza comiendo un buen desayuno! Es por esto que los expertos hacen hincapié en la importancia de los primeros alimentos de la jornada. Por desgracia, el desayuno es una de las comidas del día que menos atención recibe en nuestro país, hasta el punto de que, muchas veces, consiste en una pasta y un café. ¿Quieres saber más?

A menudo tomamos alimentos que no cubren las necesidades nutricionales mínimas. Los hidratos de carbono de los desayunos suelen estar constituidos por azúcares refinados, vacíos de nutrientes, que desmineralizan el organismo y provocan altibajos de glucemia. Esto produce una sensación de euforia después del haber desayunado, con un bajón a media mañana. Muchas personas recurren al café para que las rescate de esta pérdida, pero eso deja una deuda de energía, que las conduce a un círculo vicioso.

La mejor hora para desayunar

Es ideal que no sea justo tras despertarse. Así el organismo se adaptará gradualmente a la actividad. Puede tomarse algo más a media mañana. Para los médicos orientales el ciclo del estómago va de las 7 a las 9 de la mañana (hora solar), momento en que la digestión es más eficaz.

¿Y si no tengo apetito al levantarme?

Sucede cuando se cena tarde, porque los procesos metabólicos que se activan durante la noche no han acabado totalmente. Se resuelve haciendo una cena liviana, o dividiendo en dos partes el desayuno. También podemos levantarnos temprano y hacer ejercicio antes de desayunar.

La importancia del desayuno para los niños

Está demostrado que los niños que desayunan bien mejoran su rendimiento escolar. Suelen tener más hierro en la sangre, que aumenta su capacidad de atención, y un cerebro bien nutrido, gracias a los hidratos de carbono de asimilación lenta y a los ácidos grasos saludables.

Raciones según la edad

Cuando envejecemos necesitamos reducir la ingesta de calorías y el desayuno debe ser más moderado. También hay más necesidad de hidratarse y se tiene menos energía digestiva. Por esta razón, se aconseja dividirlo en dos tomas y debería incluir zumos naturales o bebidas de cereales calientes.

Las necesarias proteínas

Si se toman suficientes proteínas por la mañana nos sentiremos más despiertos y más predispuestos a la acción. Se puede elegir entre queso fresco, nueces, tofu o algún paté vegetal, que sea rico en ellas. Otras opciones muy nutritivas son el huevo cocido, la tortilla o la tortilla de claras.

¿Sigues estas sencillas recomendaciones?desayuno

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Ir arriba