Las gafas y el deporte

07, octubre, 2019 / Salud Ocular / Sin comentarios

En la sección de deportes, de la mayoría de los periódicos y medios de comunicación, ha sido noticia que uno de los jugadores del Mundial de Rugby ha competido con gafas. El protagonista de la semana ha sido Ardie Savea, de los All Blacks, quien se ha puesto unas gafas deportivas, diseñadas especialmente para jugar a rugby, porque sufre varios problemas en un ojo. Según explicó, con el tiempo, ha ido perdiendo visión en el ojo izquierdo y el doctor del equipo le propuso llevar gafas protectoras para poder seguir jugando sin ningún tipo de peligro.

Parece extraño que esto sea una novedad, pero la verdad es que no es habitual ver a un deportista profesional llevando gafas durante un partido o competición. Verlo con gafas en el partido no es sólo es una gran noticia para el jugador sino porque su ejemplo puede ser una inspiración para otros niños con problemas de visión y que quieran jugar a rugby o practicar cualquier otro tipo de deporte.

¿Cómo deben ser las gafas para hacer deporte?

Las gafas para cualquier deportista deben ser cómodas y ligeras. El frente de la montura debe ser de un material plástico para que sea lo más resistente a posibles impactos o golpes que se puedan recibir. Las varillas más recomendadas son las de goma moldeables -al menos en la parte final- y lo más ajustadas posible a nuestras orejas para lograr la máxima sujeción.

En el caso de los deportes de contacto y con los niños es recomendable incluir la opción de una goma, por detrás de la cabeza, para conseguir un mayor agarre. Es muy recomendable que tengan curvatura, es decir, que sean envolventes y conseguir, de esta forma, una buena protección lateral de los rayos ultravioleta y evitar que cualquier cosa pueda entrar en los ojos y dañarlos. También una buena opción para practicar deporte son las gafas con el puente nasal regulable porque son cómodas y evitan que los cristales se empañen.

Así que, si llevas gafas o tienes problemas de visión, ya no tienes ninguna excusa para no practicar aquel deporte que tanto te gusta. ¡Anímate y ponte en forma!

*Fuente: La Vanguardia

Pin It on Pinterest

Ir arriba