¿Por qué salen los orzuelos?

27, septiembre, 2019 / Salud Ocular / Sin comentarios

¿Eres una persona propensa a que le salgan orzuelos? Un orzuelo es una infección de las glándulas sebáceas del párpado causada, en la gran mayoría de los casos, por una bacteria denominada estafilococo que habita en la piel o en la nariz.  A continuación, te explicamos por qué salen y qué hacer para evitar o prevenir su aparición.

¿Por qué siempre yo?

Los orzuelos son bultos rojos y dolorosos, bastante comunes, que pueden aparecer en cualquier persona. Su apariencia es similar a un grano o a una espinilla y tiene tendencia a formarse en el lado externo del párpado, aunque no siempre. El enrojecimiento de la zona, la presencia de picor, dolor, sensibilidad a la luz, sensación irritante de tener un cuerpo extraño en el interior del ojo, hinchazón e inflamación de los párpados y lagrimeo, son algunos de sus síntomas.

Los orzuelos se deben a una infección bacteriana pero también pueden ser  causados por una blefaritis crónica, es decir, una inflamación del borde del párpado que, normalmente, afecta a los dos ojos y que provoca irritación y enrojecimiento.

¿Eres propenso a tenerlos? El riesgo de padecer un orzuelo aumenta en caso de tocarse los ojos sin lavarse las manos, de colocarse las lentillas sin desinfectarlas a fondo o sin lavarse las manos, de no desmaquillarse los ojos antes de ir a la cama o de usar productos cosméticos caducados, de tener blefaritis o de tener rosácea u otros tipos de enfermedades de la piel que tengan como característica el enrojecimiento de la piel.

¿Qué debo hacer?

En la mayoría de los casos, los orzuelos suelen desaparecer a los dos días de su aparición, aunque hay algunos que tardan más. Lo primero que se debe hacer es acudir al oftalmólogo de referencia, ya que si se detecta de forma precoz y se trata, antes de que la infección sea acusada, desaparecerá con mayor rapidez.

Normalmente, el tratamiento consiste en aplicar masajes con calor local seco –calentar un pañuelo con la plancha o el microondas y realizar un masaje en la zona afectado durante 3 o 5 minutos- . Cuando la infección ya es activa, se suele recomendar la aplicación de una pomada oftálmica con antibiótico después del masaje con calor.

Es importante no tratar de extirpar el orzuelo ni ninguna otra protuberancia del ojo, por muy molesto que sea, porque puede generar más complicaciones. Se debe dejar que la infección se reduzca por sí sola con el tratamiento y, sobre todo, dejar de emplear lentes de contacto y no aplicar maquillaje en el ojo afectado hasta que se haya curado.

 

 

Pin It on Pinterest

Ir arriba