¿Las luces de Navidad afectan a nuestra salud visual?

18, diciembre, 2019 / Salud Ocular / Sin comentarios

Como cada Navidad, las ciudades se engalanan para celebrar las fiestas más emotivas y bonitas del año. Y las calles se llenan de preciosas luces de colores que gustan a pequeños y grandes pero que también pueden llegar a ser nocivas para la salud visual de quienes las observan.

Evita los deslumbramientos

Al menos un 70 % de los conductores que transitan por las calles con alumbrado navideño sufren deslumbramientos al volante. Un hecho que puede derivar en accidentes de tráfico, sobre todo en personas mayores de 50 años o en aquellas que padecen trastornos de la visión, como miopía, hipermetropía, astigmatismo o glaucoma.

Se llama deslumbramiento a la ceguera momentánea que se produce cuando a la retina, una película situada en el fondo del ojo, encargada de captar información lumínica y transmitirla al cerebro, recibe una gran cantidad de luz. En el caso de las luces de Navidad, el deslumbramiento es debido a los cambios abruptos de luminosidad de los adornos.

Cuando la intensidad de una luz se vuelve más fuerte de forma imprevista, los ojos se adaptan a este nuevo entorno haciendo que el tamaño de la pupila aumente. Si esta respuesta no es lo suficientemente rápida -algo que puede suceder en personas de edad avanzada o con alguna de las patologías visuales antes mencionadas- la imagen se sobreexpone, no se perfilan bien los contrastes y, en definitiva, se pierde capacidad visual, con los riesgos al volante que ello conlleva.

Además, también son especialmente sensibles a los deslumbramientos las personas que tienen los ojos claros, puesto que la cantidad de melanina en el iris es menor.

La ceguera momentánea que producen los deslumbramientos aumenta el riesgo de accidentes. Por esta razón, bajo las luces navideñas, se recomienda a los conductores reducir la velocidad, no dar frenazos, mantener la distancia de seguridad, llevar limpios el parabrisas y los retrovisores y no mirar las luces navideñas cuando está en movimiento.

Los LEDS blancos

Según un informe realizado por la Universidad de Valencia, hay un tipo de luces de Navidad que es más perjudicial para la salud que otros: los compuestos por los LEDS blancos. Éstos, según el estudio, incrementan la polución por luz, que genera efectos nocivos sobre la salud humana, pese a ser una buena opción de ahorro energético.

La iluminación navideña basada en LED es perjudicial también para nuestro descanso, ya que la exposición a este tipo de luces disminuye drásticamente la producción de melatonina -conocida como la hormona del sueño-, alterando gravemente las horas para descansar. Si vives en una zona alumbrada con LED blanca, ten especial cuidado en tapar tus ojos a la hora de dormir para que no sufran sus efectos adversos.

Pin It on Pinterest

Ir arriba