La limpieza y el mantenimiento de las lentes de contacto son esenciales para tu salud visual

25, octubre, 2019 / Salud Ocular / Sin comentarios

El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España (CNOO) recomienda a los usuarios de lentes de contacto (alrededor del 8% de la población español entre los 12 y los 65 años) extremar su higiene para reducir la posibilidad de infecciones en los ojos. Por otro lado, la entidad colegial también advierte que las lentes de contacto deben ser siempre suministradas bajo la supervisión de un óptico-optometrista.

Cuida de tus lentillas y de tu salud visual

“Las lentes de contacto no provocan infecciones por sí mismas, pero un mal cuidado o una incorrecta limpieza podría causarlas” afirma el decano del CNOO, Juan Carlos Martínez Moral. Las infecciones más frecuentes son del tipo queratitis microbiana y los síntomas más frecuentes la visión borrosa, enrojecimiento, dolor, lagrimeo o mayor sensibilidad a la luz, entre otros.

La mala utilización de las lentes de contacto es un problema que suele afectar con mayor incidencia a los jóvenes entre 18 y 35 años porque su mantenimiento y limpieza obliga a seguir un protocolo de empleo y cuidado -retirarlas cuando los ojos están muy irritados o no emplearlas más del tiempo recomendado- que no siempre cumplen.

Además de la limpieza, el mantenimiento también es clave ya que las lentes de contacto se deben conservar de manera apropiada y tener un origen controlado. Es desaconsejable por completo adquirir estos productos sanitarios en canales no autorizados y lo recomendable es hacerlo en centros legalmente autorizados para su venta. Porque, como precisa Martínez Moral, “cada vez que un óptico-optometrista ve tus ojos, está realizando un chequeo de salud para detectar deficiencias y necesidades de tu sistema visual, algo que otros establecimientos no pueden ofrecer”.

Consejos a seguir

La limpieza y desinfección de las lentes de contacto son tan importantes como su mantenimiento. El CNOO  recomienda manipularlas siempre con las manos limpias para evitar ensuciarlas y mantener también limpio el estuche de las lentes cambiando diariamente la solución desinfectante -siempre la recomendada por tu óptico-optometrista y no usar nunca la saliva, remedios caseros o agua del grifo como sustitutivos.

La entidad colegial también recomienda no compartir las lentes de contacto con nadie para evitar la transmisión de infecciones y revisar bien el envase ya que está contraindicado usarlas cuando están caducadas. Se aconseja no dormir con las lentes de contacto puestas (salvo con las específicamente indicadas para ello) porque pueden resecar el ojo y provocar complicaciones, y hacer todo lo posible para impedir que el maquillaje entre en el ojo y pueda dañar la lente de contacto.

Cuídalas y ellas cuidarán de tu salud visual.

*Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España

Pin It on Pinterest

Ir arriba