Gafas por la cara

16, diciembre, 2020 / Estilo / Sin comentarios

Las fiestas navideñas están a la vuelta de la esquina y llega el momento de empezar a pensar qué regalar a nuestros seres queridos. Una buena opción es regalar salud y si además se le añade moda y estilo, el éxito está asegurado. La autenticidad y el gusto personal es importante a la hora de escoger montura pero también hay que tener en cuenta la forma de la cara porque cada rostro es único. En este artículo te damos algunas pistas que te pueden ayudar a escoger tus gafas por la cara.

Los rostros se pueden clasificar en seis: ovalado, redondo, triangular, corazón, cuadrado y rectangular. A la hora de comprar unas gafas graduadas hay que ser consciente de que nos acompañarán durante bastante tiempo y que, en muchos casos, están en el rostro una media de 14 horas al día, desde que uno se levanta hasta que se va a dormir.

Alargado

La cara alargada o rectangular es de las más comunes. En el mundo de las celebrities tenemos algunos ejemplos en actores como Sandra Bullock, Angelina Jolie, Clint Eastwood o Hilary Swank. En este tipo de rostros, la mandíbula, pómulos y sienes dibujan un triangulo y el contorno se parece a un rectángulo largo con las esquinas redondeadas.

Como la frente es alta y la barbilla ligeramente puntiaguda hay que intentar buscar una montura que proporcione unos rasgos más ovalados. En este caso, las más recomendables son las cuadradas y grandes para equilibrar la longitud vertical y hay que evitar las demasiado pequeñas, en colores claro o con forma tipo mariposa.

Cuadrado

La cara cuadrada se caracteriza por tener unos ángulos fuertes y por tener la frente, mejillas y mandíbula bien marcadas. Para suavizar la angulosidad del rostro se debe optar por una montura de diseño redondeado o tipo aviador o cat eye en que la parte exterior termina en pico y la inferior en curva.

Ante todo hay que evitar en este tipo de caras añadir ángulos, hay que desestimar las gafas cuadradas o con formas rectas. Un ejemplo de rostros cuadrados los encontramos en Gwyneth Paltrow, Megan Fox o Helena Christensen.

Corazón

Los rostros con forma de corazón se caracterizan por una frente y pómulos anchos y por una barbilla estrecha y en punta, dibujando una especie de triángulo invertido. Famosas con esta cara serían Lisa Kudrow, Jennifer Aniston, Reese Witherspoon o Jennifer Love Hewitt.

En este tipo de cara lo recomendable es tratar, con la montura, darle forma ovalada, eligiendo modelos redondos y ascendentes con monturas tipo mariposa o cat eye. Otra solución es optar por modelos que excedan el ancho de las sienes evitando, de esta forma, que se acentúe la diferencia de tamaño entre la parte superior e inferior del rostro.

Triangulo

Mandíbula ancha y cara estrecha son las características de las caras triangulares como las de Kelly Osbourne, Demi Moore o Cameron Díaz. En este caso, el objetivo de las gafas debe ser enfatizar la parte superior del rostro, intentando de esta manera contrarrestar la anchura de la mandíbula y enfatizar la mirada. Una buena solución son las monturas con forma redondeada, cuadrada o angulosa.

También se pueden usar monturas anchas y gruesas como las de aviador o mariposa de colores llamativos, ya que alargaran y estilizan la cara o las cuadradas que nivelan la parte superior de la cara, que es más estrecha que la inferior.

Redondo

Si el tamaño desde el nacimiento del cabello hasta el mentón es igual a la anchura desde el extremo de un pómulo hasta el otro, tu cara es redonda. El objetivo de las gafas será el de alargar y definir el rostro, a través de monturas de líneas rectas, gafas cuadradas, rectangulares o con ángulos marcados como las hexagonales. Hay que evitar a toda costa las monturas redondas u ovaladas, ya que harán la cara aún más redonda. La actriz Gemma Chan es un claro ejemplo de rostro redondo.

Ovalado

Siempre se ha dicho que el rostro ovalado es el que tiene las mejores características para maquillar, peinar y también para las gafas. Beyoncé es un claro exponente: no tiene rasgos marcados y la frente, la nariz y el mentón (con terminación fina y circular) están en armonía entre sí. Se considera la cara perfecta porque los ojos son equidistantes y los pómulos son anchos y bien marcados.

Se podría decir que cualquier tipo de montura queda bien en este rostro ya que siempre lo que se intenta con las gafas es que proporcionen una forma más ovalada al rostro. Por lo que lo que se debe conseguir es mantener el equilibrio y la proporción, por eso, es recomendable evitar las monturas que sean demasiado grandes.

¿Ya sabes cuál es tu rostro? ¡Regálate gafas por la cara!

*Imágenes: Harper’s Bazaar, GettyImages, Pinterest

Pin It on Pinterest

Ir arriba