¿Gafas para perros?

18, octubre, 2019 / Mirada particular / Sin comentarios

¿Alguna vez has visto por la calle a un perro con gafas? Pues si lo ves no te debe de extrañar porque los perros, gatos y otros animales pueden presentar patologías muy similares a las nuestras. Hay perros con predisposición a la miopía (hasta el 40% de los Schnauzer Miniatura son miopes en algún grado), otros desarrollan con la edad esclerosis del cristalino, cataratas y ojo seco, e incluso pueden tener glaucoma y degeneración de retina.

Guapos y  protegidos

Los perros, al igual que las personas, pueden llevar gafas por cuestiones puramente estéticas pero lo más habitual es que sea porque las necesitan para tratar alguna dolencia ocular. Una buena visión es fundamental para la buena salud y la calidad de vida de las mascotas, y las gafas pueden ser la solución.

La gran diferencia es que los perros, a diferencia de los humanos, no son tan dependientes de la visión porque tienen un mayor equilibrio en la combinación de la vista, el oído y el olfato que hace que pequeños errores visuales no sean tan determinantes.

Señales de alerta

Los problemas de visión en los perros son difíciles de detectar, pero algunos síntomas pueden ser que tenga los ojos medio cerrados muy a menudo, cambios de coloración en la córnea, manchas en la superficie del ojo, que choca constantemente o que no ve bien en la oscuridad, entre otros. Si se dan cualquiera de estas situaciones será necesaria la visita al veterinario para que compruebe si hay algún problema y cuál es la mejor solución.

¿También gafas de sol?

Es recomendable que todos los perros lleven gafas de sol, pero es imprescindible para evitar que empeoren algunas enfermedades oculares o ciertas alergias oculares ya que les protegen del sol y del viento. Las gafas de sol también pueden ayudar a prevenir problemas de visión que afectan algunas razas en concreto. Sería el caso, por ejemplo, del síndrome del ojo seco habitual en los perros de morro chato –Bulldog francés, Bulldog inglés o Carlino- o del pannus (inflamación de la córnea) muy propenso en el Pastor alemán o belga.

Si estás pensando en comprar unas para tu amigo peludo, asegúrate de que estén homologadas, que bloqueen al menos el 50% de los rayos ultravioletas y que estén hechas en materiales resistentes y lentes a prueba de impactos (policarbonato). Aunque, como siempre, ante la duda es preferible consultar al veterinario sobre la conveniencia de su uso y sobre el tipo de gafas más adecuado.

*Fuente: El País

 

Pin It on Pinterest

Ir arriba