Disfruta de la Navidad sin excesos, cuida tu salud ocular

23, diciembre, 2019 / Salud Ocular / Sin comentarios

Una vez al año no hace daño, pero descuidar la salud durante las fiestas navideñas puede acarrear problemas a todo nuestro organismo, incluidos los ojos. Los excesos en la comida y en la bebida pueden comportar descompensaciones de la glucosa, alteraciones con la presión arterial, subida del colesterol, aumento de peso, entre otras afecciones.

Vigila con el azúcar

Las personas con diabetes deben de tener especial atención en no comer demasiados dulces navideños. Recordamos que, según la Federación de Diabéticos Españoles, el 16% de la ceguera en España está provocada por esta enfermedad.

Por otra parte, los desajustes frecuentes en los niveles de glucosa en sangre pueden provocar también cambios en la graduación, visión doble, opacidad del cristalino, glaucoma y alteración en la percepción de los colores.

Presión arterial

Todos los factores de riesgo cardiovascular tienen una incidencia directa sobre la salud visual. El ojo y sus estructuras funcionan, se mantienen y se nutren gracias a un complejo entramado de vasos sanguíneos de tamaño minúsculo que, debido a su pequeño calibre, se dañan con gran facilidad.

El aumento de la presión arterial puede provocar visión borrosa en las primeras fases, si el problema no se controla a tiempo los efectos puede ser más graves y llegar a causar una retinopatía hipertensiva. Las arteriolas -los vasos sanguíneos que se ramifican de las arterias- riegan de sangre a los ojos. Por ello, cuando la presión arterial es muy elevada el ojo se resiente y se pueden ocasionar hemorragias, dilatación de las arterias y, en el peor de los casos, una inflamación en el nervio óptico.

Tabaco y alcohol

Es sabido por todos que el tabaquismo es uno de los hábitos más perjudiciales para nuestro organismo. Sus agentes tóxicos pueden originar, entre otros problemas, la aceleración de la degeneración macular asociada a la edad, daños en el nervio óptico, retinopatía diabética, cataratas y ojo seco.

Es recomendable compensar los excesos, es decir, si el día anterior se ha tenido una comida o cena copiosas, es preferible optar al día siguiente por verduras y frutas ricas en antioxidantes, beneficiosos para la salud ocular, y beber al menos dos litros de agua.

Evitar el tabaco, hacer deporte y seguir los tratamientos médicos o tomarse la tensión y medir los niveles de glucosa, de forma regular, harán que estas Navidades sean unas fiestas no sólo inolvidables sino también saludables.

 

Pin It on Pinterest

Ir arriba