Diplopía, la enfermedad que te parte la vida en dos

06, noviembre, 2019 / Salud Ocular / Sin comentarios

La diplopía o visión doble es una alteración de la visión que consiste en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto. Hoy en día, no existen estudios sobre el alcance que tiene en la población, pero es un trastorno que comporta una gran dificultad para realizar actividades diarias y produce una incapacidad del paciente. Os contamos, a continuación, sus características, causas y posibles tratamientos.

Causas

Existen dos tipos de diplopía: la monocular y la binocular. La monocular afecta directamente a la estructura del ojo y la binocular es consecuencia de un daño cerebral.

La diplopía que afecta a un solo ojo normalmente está causada por el astigmatismo, el queratocono – progresivo adelgazamiento de la córnea (va adquiriendo una característica forma de cono) que puede derivar en diversas alteraciones visuales-, el pterigión – engrosamiento de la conjuntiva que puede extenderse también a la córnea provocando visión doble- y las cataratas y por algún problema en la retina.

En el caso de la diplopía binocular, las causas casi siempre están relacionadas por una afectación de algunos de los músculos extraoculares. Se puede dar la visión doble por estrabismo, por daño cerebral causado por una infección, esclerosis múltiple, accidente cerebral, traumatismos de cráneo o un tumor en el cerebro, enfermedades como la diabetes o la miastenia gravis, por traumatismos o por la enfermedad de Graves -causa más frecuente de tiroides hiperactiva (hipertiroidismo).

¿Cómo se diagnostica?

La diplopía se considera, habitualmente, un síntoma de otro problema y suele ser bastante evidente para el paciente, lo que hace que enseguida acuda a la consulta de oftalmología describiéndolo. Para poder conocer su origen, el especialista suele realizar una valoración oftalmológica completa en la que se suele incluir pruebas visuales como la medición de las posiciones de la mirada -para analizar si el paciente sufre estrabismo, otras desviaciones u otras patologías-, una valoración de la motilidad ocular -movimiento automático, espontáneo y coordinado de los ojos- y otras pruebas complementarias tipo una analítica general o pruebas de imagen, entre otras.

¿Qué podemos hacer?

Tanto el tratamiento como el pronóstico de la visión doble depende mucho de la causa que la produce. Si es por astigmatismo puede corregirse con gafas o con cirugía; las cataratas también pueden operarse. En el caso del estrabismo, existen diferentes tratamientos, si afecta a ambos ojos, se recomienda una cirugía específica con un 90% de éxito y que se suele realizar de forma ambulatoria.

En el caso que el estrabismo sea monocular, la mejor opción para minimizar los síntomas al paciente es el uso de prismas -cambian la dirección de la imagen-, parches o lentes especiales. Si el paciente padece un grado leve de visión doble los prismas pueden colocarse sobre una gafa normal, mientras que en casos más graves se suelen aconsejar los prismas press on o de Fresnel, que se adhieren a la gafa sobre la lente y son menos pesados que los prismas convencionales.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Ir arriba