Deja el pijama para dormir

03, abril, 2020 / Estilo / Sin comentarios

Gran parte de la población que no trabaja en servicios esenciales está confinada en su casa a causa de la crisis sanitaria que estamos viviendo por la pandemia del coronavirus. Pero que estemos en casa no quiere decir que nos pasemos el día en pijama ni que descuidemos nuestra forma de vestir. El acto de vestirse, ya sea en chándal, en tejanos o en traje, es clave para mantener la estructura básica del día a día.

Las principales influencers han optado por un estilo cómodo y casual, sacando del fondo de armario los pantalones tipo jogging o legging, las sudaderas más divertidas, camisas amplias, los vestidos románticos o preciosas prendas lenceras. ¿Cómo vestir cuando no te ven?

Ropa cómoda

Cuando nos despertamos, lo ideal es ducharse, asearse y vestirse con ropa cómoda, con colores luminosos y alegres que nos llenen de energía, eleven nuestra autoestima y nos ayuden a afrontar los días de confinamiento con optimismo y buen ánimo.

Deja el pijama para dormir y pon a un lado las zapatillas de andar por casa. Apuesta por prendas de algodón que te permitan estar cómoda y moverte con total libertad. Opta por pantalones tipo jogging o legging, camisetas divertidas, sudaderas con muchos colores y calcetines con dibujos.

Dulceida en su Instagram muestra un outfit muy especial para vestirse para ir a ninguna parte: un cómodo traje con sudadera. María Pombo, en cambio, opta por unos pantalones de lencería y una sudadera con un divertido mensaje “cool people smile”.

Vestidos y ropa oversize

Puedes escapar de las prendas deportivas escogiendo pantalones fluidos y camisas oversize. Los vestidos de estampados alegres son una buena opción, especialmente los de diseños sencillos y abotonados por delante. Inés Arroyo está siempre lista con un vestido estampado con flores, un básico que siempre está de moda.

No olvidéis apostar por los complementos, sin duda, una inyección de positivismo y autoestima. Opta por unas fabulosas gafas de sol -para cuando salimos a mirar por la ventana a saludar al vecino o nos sentamos en la terraza o el balcón aprovechando unos rayos de sol-, pendientes, fulares, diademas o coleteros vistosos.

Aunque nadie te vea no renuncies a un maquillaje suave, una mano de máscara de pestañas, brillo en los labios y una base suave sobre la piel. Aunque estés en confinamiento hay que estar siempre impecable, nunca se sabe quien te va a llamar por videoconferencia.

Pin It on Pinterest

Ir arriba