Consejos para viajar con lentes de contacto con total seguridad y comodidad

17, julio, 2020 / Campañas / Sin comentarios

Cuando estamos en casa nos sentimos seguros y cómodos con nuestras rutinas de cuidado, belleza e higiene. ¿Y cuando viajamos, qué pasa? ¿Y si soy usuario de lentes de contacto? Si sigues los consejos de los expertos óptico-optometristas podrás viajar sin que importe el tiempo que estés fuera o lo lejos que te vayas.

Kit de viaje

Primero que nada es fundamental preparar un kit de viaje para el mantenimiento y la higiene de las lentes de contacto. ¿Qué debe contener? Lagrimas artificiales, el líquido de mantenimiento recomendado por tu optometrista de confianza, dos portalentillas para tener uno de repuesto en caso de pérdida, tus gafas y un par de lentes de contacto de más aparte de las que seguro utilizarás.

Lo recomendable es llevar este kit siempre contigo, en un bolso o mochila, por si tienes algún percance lo puedas solucionar estés donde estés sin tener que regresar al hotel o apartamento. Los expertos apuntan algo muy importante: en ningún caso limpies las lentillas o el estuche con el agua del grifo.

Información sobre tu graduación

Si viajas al extranjero lleva contigo el máximo de información técnica sobre tu graduación, las lentes de contacto que usas y el tipo de problema de refracción que tienes, entre otros datos. Es bueno que lleves contigo todo aquello que implique un lenguaje técnico que sea difícil de encontrar.

Una buena opción es tomar una foto del frontal, la parte trasera y los laterales de la caja de envase de las lentillas donde, normalmente, están la mayor parte de especificaciones técnicas que en algún momento te pueden ser de utilidad. También sería recomendable tener a mano el teléfono o el correo electrónico de tu óptico-optometrista de confianza para poder preguntarle posibles dudas puedan surgir durante tus vacaciones o viaje.

Lensfarma día soft

Aunque uses lentillas mensuales, durante las vacaciones o de viaje lo más cómodo y seguro son las lentillas diarias desechables como las Lensfarma día soft de Farmaoptics. Es una buena solución porque son fáciles de usar, no necesitan una higiene minuciosa y son seguras ya que, al final del día, sólo tienes que quitártelas y utilizar unas de nuevas al día siguiente. Son aconsejables sobre todo para viajes cortos con mucho movimiento y poco tiempo para dedicarlo a la limpieza y el mantenimiento y la calidad y precio son realmente irresistibles.

No olvides tus gafas de sol

Recuerda que las gafas de sol son esenciales para cuidar nuestros ojos de los rayos ultravioletas nocivos del sol. Por ello, no olvides añadir en la maleta o en la bolsa de viaje tus gafas de sol homologadas y tus gafas de sol graduadas por si alguna circunstancia te obliga a no poder usar las lentes de contacto.

¡Felices vacaciones!

 

Pin It on Pinterest

Ir arriba