Científicas que aportan luz

15, febrero, 2021 / Mirada particular / Sin comentarios

El pasado 11 de febrero se celebró el día internacional de la mujer y la niña en la ciencia. ¿Cuál ha sido la contribución de la mujer en las ciencias relacionadas con la óptica y la fotónica? ¿Qué investigadoras han contribuido, significativamente, al desarrollo del campo científico de la luz y de las tecnologías de la luz? Pongamos un poco de luz a lo largo de este artículo de “Magazine” e intentemos dar visibilidad a algunas de ellas.

Gracias a que Madame de Châtelet tradujo los “Principios Mathematica”, el newtonianismo (creencia en un Universo finito y jerárquicamente ordenado) llegó al continente europeo. Martha Coston fue la primera mujer en diseñar y fabricar la luz como un sistema de comunicación ideando las bengalas luminosas para los barcos. Henrietta Swan Leavitt calculó las distancias estelares y descubrió el camino para conocer el tamaño de nuestra galaxia y la escala del universo.

Las madres de la luz

Hedwig Kohn realizó un minucioso trabajo en espectrometría y pirometría, hoy considerados estándares de iluminación, y estudió cómo determinar cuantitativamente la intensidad de la luz. La neoyorkina Katherine Burr Blodgett estudió la luz en los cristales e inventó los cristales antirreflejantes. La película “Lo que el viento se llevó” fue la primera que los usó en cámaras y proyectores y, durante la Segunda Guerra Mundial, los llevaban los periscopios de submarinos, telémetros y cámaras aéreas.

La física holandesa Caroline Emilie Bleeker diseñó y fabricó los instrumentos ópticos necesarios para ver lo que nadie antes había observado. Su fábrica fue la primera en el mundo en producir, por ejemplo, el microscopio de contraste de fases. La francesa Yvette Cauchois creó un espectrógrafo de rayos X que permitió descubrir nuevos elementos del sistema periódico.

Maria Goppert Mayer entendió la física con fotones (partícula portadora de todas las formas de radiación electromagnética, incluidos los rayos gamma, los rayos X, la luz ultravioleta, la luz visible, la luz infrarroja, las microondas y las ondas de radio) y Marie Luise Spaeth inventó el láser sintonizable de colorante y desarrolló los telémetros láser.

Rosalind Franklin obtuvo la famosa “Fotografía 51”, que probó experimentalmente la estructura helicoidal del ADN mediante difracción de rayos X. Martha Jane Berghin Thomas mejoró las fuentes de iluminación, sobre todo los tubos fluorescentes, haciendo que su luz fuera más parecida a la luz natural y Jean Macpherson Bennet fue la primera mujer en ocupar la presidencia de la “Optical Society of America” y estudió las medidas de precisión mediante la Óptica. Y, por último, la astrofísica norirlandesa Jocelyn Bell Burnell descubrió la luz del universo en los denominados púlsares que son estrellas de neutrones que emiten radiación periódica.

En la actualidad, son muchas las investigadoras que aportan importantes avances en la ingeniería óptica. Por ejemplo, la física Susana Marcos ganó el Premio Nacional de Investigación Leonardo Torres Quevedo en el área de ingenierías, por sus contribuciones pioneras a la ingeniería óptica y fotónica y al desarrollo industrial de instrumentos de diagnóstico y corrección en oftalmología.

Pero todavía queda mucho trabajo por hacer y todavía es necesario dar visibilidad a mujeres referentes y fomentar los estudios científicos y técnicos entre las niñas. Cuando la equidad ya sea una realidad en la ciencia y en la tecnología, será cuando dejaremos de celebrar “días de las mujeres en la ciencia” y las celebraremos, premiaremos y homenajearemos por sus inventos y aportaciones científicas y no por ser mujeres.

*Fuente: Sociedad Española de Óptica (SEDOPTICA), imagen Susana Marcos (agencia sinc)

Pin It on Pinterest

Ir arriba